•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desafortunadamente para Ramón Flores, el dominio propio, control de su carácter y manejo de las situaciones difíciles en el terreno de juego, son actitudes de personalidad que debe mejorar para no seguir viendo afectada su carrera. Nuevamente, el pelotero que brilla con el madero, conectando imparables y con un brazo respetado, ejecutando disparos desde los jardines, cometió actos de indisciplina, siendo suspendido por la Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior, CNBS.

La Comisión le clavó dos meses de suspensión a “Moncho” sin goce de salario, por lo que queda fuera del Campeonato de Beisbol “Germán Pomares”, el resto de la temporada. ¿Por qué semejante castigo? Según el informe de la CNBS, en el partido Estelí contra Carazo, celebrado el domingo, “en el décimo inning, Flores después de haber sido out en la segunda base, se dejó ir hacia la raya de tercera base donde el receptor de Carazo Yasmil Hernández celebraba los out decretados por dicha jugada realizada en segunda base, en ese instante al ver que Ramón Flores se dirigió de forma violenta hacia el receptor Hernández, el árbitro de Home Play Huber Fernández intento detener a Ramón, pero no pudo controlarlo”.

Cita el informe que Ramón “fue directo a tirarle golpe a Hernández donde este fue impactado con golpe en la humanidad y este a la vez reaccionó dándole con la máscara del receptor; llegando en ese momento el resto de los jugadores de ambos equipos, los árbitros lograron controlar la situación, tomando la decisión de expulsar del juego a Ramón Flores y Yasmil Hernández”.

Reincidente

Los dos meses se deben en parte a que Flores, es un pelotero reincidente en actos de indisciplina. En 2012, Nueva Segovia le dio de baja por indisciplina; un año después en un desafío de Liga Profesional, entre Rivas y Granada, protagonizó un altercado en las graderías del Estadio “Roque Tadeo”. La suspensión de Ramón, finalizará el 22 de octubre. Por su parte, a Hernández le aplicaron sanción del 22 al 28 de agosto, sin goce de salario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus