•   Suiza  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"Aceptaré el veredicto porque en el fútbol aprendemos a ganar, pero también a perder", declaró este jueves Joseph Blatter, antiguo presidente de la FIFA, a su llegada al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) de Lausana para recurrir su suspensión de toda actividad ligada al fútbol durante seis años.

El comienzo de la audiencia del TAS, la más alta instancia deportiva, estaba previsto a las 06h30 GMT y podría durar varias horas.

"No me llamaría Sepp Blatter si no creyera, si no fuera optimista. Hay que ser optimista pero hay que decir una cosa: Estamos en el fútbol y en el fútbol hay un árbitro", declaró el suizo de 80 años a los periodistas a su llegada, en un vehículo Mercedes negro, junto a su abogado Lorenz Erni.

"Puede que el árbitro haya tomado la decisión antes", añadió después Michel Platini, que llegó tres horas más tarde para prestar testimonio durante la audiencia.

Antiguo presidente de la Unión Europea de Fútbol (UEFA), Platini es el otro dirigente implicado en este caso de corrupción.

Blatter fue sancionado a finales de 2015 con una pena de 8 años de suspensión por un sospechoso pago de 1,8 millones de euros a Platini, por unos trabajos de asesoría entre 1999 y 2002.

Ambos habían sido acusados por la Cámara de Ética de "abuso de posición", "conflicto de intereses" y "gestión desleal". El pago a Platini se realizó sin contrato firmado pero sí oral, como defiende el suizo.

A su salida, sobre las 14h30 GMT, Platini lanzó un dardo a su antiguo mentor, convertido en enemigo. "El señor Blatter está algo cansado, tiene un poco de barba, le voy a enviar una maquinilla", dijo haciendo referencia a la barba de tres días que lucía el octogenario.

Una cuestión de honor

La pena de Blatter se vio reducida a 6 años por la Cámara de apelación de la FIFA, mientras que la de Platini -también de 8 en primera instancia- se quedó en cuatro años, tras recurrir al TAS, que se pronunció en mayo. Este es el procedimiento que Blatter afronta este jueves.

"Está bien poder presentar argumentos que, espero, van a convencer al nuevo panel", dijo Blatter.

El panel del TAS está compuesto por tres árbitros. Cada una de las partes propone uno y el tercero debe ser elegido por consenso entre las dos partes.

Con su recurso ante el TAS Platini tenía la esperanza de recuperar su puesto de presidente de la UEFA antes del comienzo de la Eurocopa 2016 de Francia (10 junio-10 julio), algo que no ocurrió. Ahora la UEFA elegirá su sucesor el 14 de septiembre en un congreso que se celebrará en Atenas.

Blatter no aspira a recuperar su cargo. Presentó su recurso por una cuestión de honor para alguien que acaba de perder a su padre espiritual y predecesor al frente de la FIFA, el brasileño Joao Havelange, fallecido la pasada semana a los 100 años.

El suizo fue el omnipotente presidente del fútbol mundial antes de renunciar a su cargo el 2 de junio de 2015, justo después de su reelección, debido a una interminable ola de escándalos por corrupción. El 26 de febrero le sucedió su compatriota Gianni Infantino.

'Ausencia de arrepentimiento'

¿La decisión tomada por el TAS con respecto a Platini puede ser la misma que adopte con Blatter? En mayo el TAS había "constatado la existencia de contrato válido" que ligaba a Platini y a la FIFA (Blatter). Pero la institución determinó que no estaba "convencida de la legimitidad de este desembolso".

La más alta instancia deportiva juzgo que la suspensión de seis años había sido "demasiado severa", pero añadió que "una sanción severa (cuatro años) se podría justificar", especialmente por "la ausencia de arrepentimiento" de Platini.

Un arrepentimiento de Blatter, si se produjera, podría no ser suficiente para que su sanción fuera reducida. El antiguo presidente de la FIFA está también señalado por la justicia de su país por este caso, además de por un contrato de derechos de televisión por debajo de los precios del mercado en detrimento de los intereses de la federación internacional.

En un último dosier, la FIFA denunció a comienzos de junio la existencia de un sistema de "enriquecimiento personal" que permitió a su antiguo presidente compartir con sus antiguos hombres de confianza 80 millones de dólares a través de contratos, primas y bonus. Blatter desmintió con firmeza cualquier enriquecimiento personal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus