•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aún sin un cinturón que cubra su cintura, Byron Rojas volvió a sentirse campeón en Matagalpa, escuchando los corazones de su gente latir, recibiendo el apoyo del pueblo fiel que lo sigue considerando el monarca del boxeo en Matagalpa. Se cumplieron los pronósticos, el guion no tuvo cambios, El Gallito triunfó en su santuario, el gimnasio Guy Rouck Chávez, que nuevamente recibió a su estrella, quien venció a Omar Ortiz por decisión unánime.

Ortiz fue valiente, mostró resistencia, intentó brindar espectáculo, pero al final no pudo vengarse de la primera derrota que había sufrido contra Rojas, aunque esta vez puede presumir de soportar toda la ruta, sin caer por nocaut. No fue una presentación sublime del Gallito, perdió un par de rounds, pero hizo lo suficiente triunfando sin objeciones y con claridad.

¿Qué viene?

Habrá que esperar si Rojas vuelve a pelear otra vez en Nicaragua o si su promotor, Marcelo Sánchez, le puede conseguir un combate en el extranjero que lo acerque a una oportunidad de título mundial. Actualmente El Gallito es dueño del segundo lugar en el ranking mínimo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) donde el tailandés CP Freshmart es el rey.

A pesar de la derrota contra el tailandés, Rojas no descendió muchos puestos en el ranking, manteniéndose a la orilla de una pelea ante el primer retador, en este caso el filipino Rey Loreto.

“Estoy muy contento, agradecido con mi equipo de trabajo, mi meta es volver a disputar título del mundo”, comentó el boxeador matagalpino después del enfrentamiento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus