•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con 28 años recién cumplidos, Elvis Andrus es el jugador activo que más tiempo lleva con los Rangers, iniciando su carrera con Texas en el 2009.

Con más éxitos que fracasos en una carrera de ocho temporadas en Grandes Ligas, el torpedero venezolano aún busca seguir escalando tanto a nivel individual como colectivo.

“No me gusta mucho la palabra ‘veterano’, ¿no? Estoy muy joven para esa palabra”, dijo Andrus.

“Pero sí, en realidad el tiempo ha pasado volando, pienso yo, desde que llegué aquí en el 2009.

Esta es mi octava temporada en los Rangers, gracias a Dios y estoy contento de seguir ayudando al equipo a conseguir un anillo, que es lo que siempre se busca”.

Titular en el campo corto de los texanos desde los 20 años de edad, Andrus ha evolucionado bastante desde aquella temporada de novato. Aún existen las críticas sobre su defensa y las métricas avanzadas que no le favorecen mucho, pero el maracayero ha sido parte de un exitoso período de cuatro clasificaciones del equipo desde el 2010, con una probable quinta postemporada en la presente campaña. Y en el 2016, ha habido pocas quejas sobre su juego en los predios de Arlington.

“Creo que la madurez ha llegado simplemente con la amplia experiencia que tiene”, dijo el manager de los Rangers, Jeff Banister. “Elvis tiene 28 años y juega con la energía de alguien de 22. Aún trata de crear jugadas con su habilidad atlética, como jugador joven. No es que esté viejo, pero tiene 28, no 22. Creo que él conserva esa mentalidad”.

Este año, Andrus llegó a los entrenamientos decidido a dar un salto positivo en su carrera, luego del lamentable Juego 5 de la Serie Divisional de Texas en Toronto, donde el venezolano cometió dos errores cruciales en una dolorosa derrota ante el equipo canadiense. Por su parte, Banister ha quedado impresionado con la mentalidad de Andrus en ese sentido.

“Él no ha permitido que eso lo consuma ni defina la clase de jugador que es”, dijo el piloto, quien agregó que antes de aquel Juego 5 había ocasiones en la temporada pasada donde Andrus perdía el enfoque. “Hubo momentos al principio del año pasado en que los contratiempos estropeaban su juego, pero este año no hemos visto nada de eso. Se ha notado tan estable como cualquier jugador en nuestro lineup todo el año.

Andrus llegó al lunes con promedio de bateo de .294, porcentaje de embasarse de .352 y slugging de .406. Lleva un ritmo para superar su mejor OPS (porcentaje de embasarse más slugging) y también para poncharse la menor cantidad de veces en su carrera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus