•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Argentina de Lionel Messi y la Uruguay de Luis Suárez, líder de la clasificatoria sudamericana al Mundial de Rusia-2018, se sacarán chispas esta tarde (5:30) en el clásico rioplatense a jugarse en la ciudad de Mendoza (oeste) por la séptima fecha.

La Albiceleste necesita un buen resultado para mantenerse viva en el lote de vanguardia. La Celeste jugará sus fuerzas para seguir en la cima. Tiene 13 puntos, al igual que Ecuador, pero con mejor diferencia de gol. Argentina suma 11, pero le pisan los talones Chile y Colombia con 10.

El impacto es el retorno de “La Pulga”, el goleador que nunca se fue. Renunció al equipo hundido en la peor tristeza de su vida al perder a penales la final de la Copa América Centenario ante Chile el 26 de junio. Pero como era de suponer, anunció su vuelta 47 días después.

“Amo a mi país y a esta camiseta”, proclamó el máximo artillero histórico de la selección argentina (55 goles). Sin embargo, está en duda por una molestia en el músculo abductor. “Lo vamos a cuidar”, prometió el DT debutante, Edgardo “Patón” Bauzá. En cambio, el ‘Pistolero’ Suárezllega con la artillería intacta. Lidera la tabla de cañoneros de la liga española con tres tantos, al igual que Gerard Moreno, del Espanyol. Messi y Suárez son las mayores cartas de gol de FC Barcelona, pero el uruguayo se cansó de abollar redes en la última temporada. Si Messi se recupera, será un duelo de gigantes.

Argentina, “armadita” Bauza dijo que apenas tocará lo que considera estaba “bien armadito” en la “era (Gerardo) Martino”. Martino se fue en julio, harto de la tremenda crisis interna en la federación local. “No voy a hacer muchos cambios”, dijo Bauza.

¿Quién jugará al lado del veterano e intocable Javier Mascherano?, le preguntaron. Respondió de manera simple: “Calculo que (Lucas) Biglia, para darle al equipo un poco más de equilibrio”.

El DT echó mano a un recurso casi olvidado en el futbol argentino, el de consultar a exDT de la Selección. Habló 4 horas con César Menotti (campeón mundial en Argentina-1978) y pronto lo hará con Carlos Bilardo (campeón mundial en México-1986). Tantas caídas, en 30 años, han convertido aquellas gestas en hechos casi de museo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus