•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Román González dejó a un lado los relojes convencionales para fijarse en uno que dicta la cuenta regresiva de cara a su combate del próximo 10 de septiembre contra el azteca Carlos Cuadras, a quien intentará arrebatarle el cetro supermosca (115 libras) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en el mítico Forum de Inglewood.

Ayer, el “Chocolatito” realizó su última sesión de sparring y completó los 113 asaltos previstos en su plan de trabajo. Tras su jornada de entrenamientos en su campamento de Big Bear, en California, Estados Unidos, el tricampeón pinolero subió a la báscula y la detuvo en 117.9 libras, 2.9 arriba del peso establecido para su combate titular.

González, quien buscará contra Cuadras convertirse en tetracampeón mundial, se trasladará mañana hacia Los Ángeles, donde a partir de la próxima semana participará en una serie de actividades protocolarias, según informó su manejador Carlos Blandón.

El martes, Román estará en una conferencia de prensa promocional, un día después hará un entrenamiento público de rigor y el viernes tratará de superar la báscula en la ceremonia oficial de pesaje, última prueba que le dará vía libre para subir a los encordados en busca de la cuarta corona.      

Como de costumbre, “Chocolatito” asumió su fase de preparación con la seriedad propia que merece un combate de tal magnitud. Román está consciente que un triunfo sobre “El Príncipe” Cuadras marcaría un hito en la historia del pugilismo nicaragüense, al convertirse en el único boxeador pinolero con cuatro cetros mundiales en categorías distintas.

Calientan la pelea

En declaraciones al periódico mexicano El Universal, Cuadras aseguró que tiene “el power (poder) para retirar al ‘Chocolate’”. Asimismo, adujo que “las estadísticas siempre se equivocan en este deporte. Les digo a los apostadores que ven como favorito al ‘Chocolatito’ que apuesten una buena feria por mí, para que ganen un buen dinero, porque están pagando cinco a uno”, declaró.

En respuesta, González aseguró que “Cuadras es un excelente peleador que dice tener la medicina preparada para ganarme, pero yo lo dudo porque aunque es un duelo de noqueadores, soy yo quien tiene el poder de nudillos y pienso imponer mis condiciones cueste lo que cueste, pues estoy seguro que no soportará mucho castigo”, advirtió en declaraciones al periódico virtual Terra.com.

“Cuadras puede hablar lo que quiera, a mí no me incomoda lo que diga, pues sé que es un tipo alegre que a veces no mide sus palabras, y si quiere probar el chocolate, pues vamos a darle a probar el chocolate de verdad”, comentó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus