•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La nueva versión de Juan Martín del Potro buscará agregar un capítulo más a su regreso triunfal, cuando el lunes salga en pos del boleto a cuartos de final del Abierto de Estados Unidos de tenis, su Grand Slam favorito.

Justo cuando estaba a punto de tirar la toalla y pasar a retiro debido a lesiones recurrentes, Del Potro se reinventó como sólo saben hacer los grandes, y con tres sólidas victorias clasificó a cuartos de final del US Open, su mejor resultado en el circuito en los últimos dos años.

La historia de su recuperación tras dos años arrastrando lesiones en las dos muñecas, comenzó a hacerse realidad con la final de los Juegos Olímpicos de Rio-2016, que perdió ante el más fogueado Andy Murray, número 2 del mundo, tras haber dejado en el camino a Novak Djokovic (1) y Rafael Nadal (4).

Entonces se habló de "un regreso milagroso". Ahora, en vísperas de su partido de cuarta ronda contra el pujante austríaco Dominic Thiem, octavo jugador del mundo, se habla de una realidad.

"Si juego como hasta ahora, tal vez tenga una oportunidad de hacer un gran partido contra él. Pero él es muy peligroso. Su revés es tan bueno. Sus movimientos son muy rápidos", declaró el argentino antes del tope.

Además de modificar su tenis, a falta de algunas herramientas claves como un revés decente, minimizado por las lesiones, Del Potro ha aprendido a calibrar sus posibilidades con la objetividad de un cirujano.

Podría ingresar al partido contra Thiem confiado en la victoria de este año en la arcilla del Másters 1000 de España, pero afirma que eso no da ninguna garantía para el tope del lunes.

"Es otra cosa. Otro partido, otra cancha, y otro contexto", aseguró.

Ilusión y realidad

Muchos lanzan campanas al viento porque éste Del Potro se asemeja mucho al que en 2009 ganó el US Open derrotando en la final nada menos que a su ídolo Roger Federer.

Pero la realidad que las bazas están en contra suya. Carente del fogueo necesario para enfrentar a los 'top ten' que tendrá de ahora en adelante, sin entrenador, y aún impreciso en el golpeo con su revés de derecha, el haber llegado a cuartos del US Open es ya de por sí una hazaña.

"Hasta yo mismo me sorprendo de lo bien que estoy jugando", aseveró. "Estoy bien en lo físico, pero mejor en lo mental".

De salir de Thiem, aún tendrá por delante eventuales rivales como el suizo Stan Wawrinka (N.3), el japonés Kei Nishikori (N.6) y el escocés Andy Murray (N.2).

Todos por los cuartos

Precisamente, Murray, Wawrinka y Nishikori salen también el lunes en busca de pasajes a cuartos de final.

El escocés topará con el búlgaro Grigor Dimitrov (N.22), Wawrinka ante el sorprendente ucraniano Ilya Marchenko (63º ATP) y Nishikori frente al croata Ivo Karlovic (N.21).

En las mujeres, la número uno mundial Serena Williams enfrenta a la kazaka Yaroslava Shvedova (52 WTA) en otro paso a la reconquista del campeonato perdido el pasado año.

Serena ha ganado cuatro veces el US Open, entre sus 22 títulos de Grand Slam.

También tendrán acción la española Carla Suárez (N.11) frente a la rumana Simona Halep (N.5), la polaca Agniezka Radwanska (N.4) ante la croata Ana Konjuh (92 WTA) y la veterana Venus Williams (N.6) contra la checa Karolina Pliskova (N.10).

Los campeones del US Open, último Grand Slam del año, se llevarán cada uno 3,5 millones de dólares de premio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus