•  |
  •  |

La selección de Alemania inició el camino hacia Rusia-2018, donde defenderá el título mundial ganado en Brasil hace dos años, con un fácil triunfo en Noruega por 3-0, ayer en la primera jornada de los clasificatorios mundialistas en Europa.

La Mannschaft se impuso con dos goles del delantero del Bayern Múnich Thomas Müller (15 y 60) y otro de su compañero en el equipo bávaro Joshua Kimmich (45).

Prácticamente con el mismo equipo que jugó en la pasada Eurocopa y con Mario Götze como falso 9, Joachim Löw confió en el mismo equipo con el que llegó a las semifinales del torneo continental para iniciar la defensa de su cetro mundial, logrado en Brasil-2014, en el que seguramente era su partido más complicado fuera de casa de toda la fase clasificatoria (junto con el que disputará en la República Checa).

El encuentro comenzó con un susto para los germanos, cuando Mats Hummels trató de evitar un saque de banda, pero lo que hizo fue darle el balón a Joshua King, que salió disparado hacia el arco de Manuel Neuer, aunque Benedikt Howedes estuvo rápido para quitarle el balón al delantero noruego (6).

A partir de ahí, el partido fue un monólogo de la Mannschaft, que tuvo en un disparo a bocajarro de Howedes su primera gran ocasión, pero el arquero nórdico Rune Jarstein rechazó (10).

Cinco minutos después, Müller abrió el marcador, en una jugada en la que no acertó con un primer remate, pero se levantó rápido del suelo para adelantarse a la defensa y el arquero noruegos (15).

El partido quedó sentenciado en la última jugada antes de la pausa, cuando el joven Kimmich concluyó una jugada que había iniciado con una pared Müller y Mesut Özil (45).

El propio delantero del Bayern Múnich se encargó de acabar con cualquier intento de reacción local, al conectar un cabezazo en el primer palo a centro de Sami Khedira para anotar el tercero (3-0).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus