•   Enviado Especial / Los Ángeles  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sonriente, bromeando constantemente y muy relajado, así se presentó ayer el artista del ring, Román “Chocolatito” González, quien brindó conferencia de prensa exclusivamente a los periodistas de Nicaragua, en el Downtown Studio, un sitio ubicado cerca del centro de Los Ángeles y que sirvió para valorar y ver el estado de ánimo del tricampeón, a solamente cuatro días de su cita con la historia ante el mexicano Carlos “El Príncipe” Cuadras.

Básicamente la decisión de organizar un encuentro con los medios pinoleros, fue con la intención de que el viernes y sábado lo dejemos descansar. Román, muy sincero, pidió que en esos últimos dos días no le hagan preguntas, solamente quiere reposar en su habitación y no sufrir ni el mínimo desgaste mental y físico antes de subir al ring.Román optimista por el tetra.

El guion sobre las palabras de Román fue el mismo. Dijo estar muy bien preparado, habló sobre el campamento de Big Bear, mencionó algunos de los errores que cometió días antes de su enfrentamiento con McWilliams Arroyo y por supuesto se refirió a su rival, a quien le mandó algunos dardos envenenados, pero disfrazados con un poco de comicidad.

Confiado

“Desde el primer asalto vamos a darle duro. Dice que va a beber chocolate, le voy a dar chocolate. Sé que en algún momento tengo que perder, pero no creo que Cuadras sea el rival que me gane. Me siento muy bien, hasta estoy pegando más fuerte en los entrenamientos”, dijo Román entre risas, quien fue acompañado por su equipo de trabajo conformado por Arnulfo Obando, Wilmer Hernández, Luis González, y Carlos Blandón.

González reiteró que de coronarse, dejará definitivamente las 112 libras, comenzando su travesía en la categoría supermosca, la cual su cuerpo ha aceptado positivamente. Por otra parte, el muchacho del barrio La Esperanza, piensa que esta será su última pelea de este año. “Creo que volvería al ring hasta en inicios del 2017, en enero”, indicó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus