•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El argentino Juan Martín Del Potro se mostró feliz de haber alcanzado ayer los cuartos de final del Abierto de tenis de Estados Unidos, su primer boleto de este tipo desde 2012, pero prefiere no lanzar campanas al vuelo por el momento.

Del Potro ha tenido un regreso triunfal luego de dos años arrastrando lesiones de muñecas que le llevaron tres veces a la mesa de operaciones.

“Estoy un poco sorprendido. No esperaba estar en cuartos en mi segundo Gran Slam después de mi regreso. Pienso que lo he hecho ahora porque estoy jugando un buen tenis. Mi nivel está creciendo cada día”, afirmó el argentino.

“Estoy muy contento de ser parte de los ocho mejores en este torneo, y voy a tener la oportunidad de jugar otro gran reto el miércoles. Todo puede ocurrir, pero no me adelanto ni quiero ser triunfalista. Solo voy a tratar de ganar”, agregó.

Como parte de su camino rehabilitatorio, la suerte vino en su ayuda cuando su rival de cuartos de final, el austriaco Dominic Thiem, se vio obligado a retirarse al sufrir una lesión de rodilla en el encuentro de ayer.

“Nunca es bueno ganar un partido por retiro de tu oponente. Le deseo una pronta recuperación a Dominic, que tiene un gran futuro”, dijo Del Potro en rueda de prensa posterior al encuentro.

El argentino había ganado fácil el primer set 6-3 e iba delante 3-2 en el segundo cuando Thiem, octavo del ranking mundial, rindió bandera blanca por la lesión.

Del Potro se clasificó a su primera ronda de los ocho mejores, y ahora buscará la semifinal contra el ganador del tope entre el suizo Stan Wawrinka y el ucraniano Ilya Marchenko.

ENFOCADO

Dijo que por cada presentación de calidad que tiene en la cancha, aleja más la sombra del retiro que pensó después de una tercera cirugía de muñeca.

“Estuve cerca del retiro antes de mi tercera cirugía, pero después empecé a creer en mí mismo y en mi regreso y ahora estoy aquí”, manifestó.

“Estoy jugando gratis. Sin grandes problemas en la muñeca, y eso es importante. A veces me molesta un poco, pero puedo lidiar con eso. Todavía tengo que mejorar mi revés”, puntualizó.

Reconoció que su reciente actuación en los Juegos Olímpicos de Río-2016 -donde perdió la final contra Andy Murray- fortaleció su tenis y su mente, y añadió que ello le permitió “mirar al futuro con más confianza”.

Acerca de su próximo compromiso con Stan Wawrinka, que ganó el otro boleto a cuartos de final este lunes al vencer al ucraniano Ilya Marchenko, Del Potro calificó al suizo como un jugador muy peligroso, “de los que no se entregan nunca”.

Del Potro lidera 4-2 los enfrentamientos contra Wawrinka, con la victoria más reciente en segunda ronda de Wimbledon.

“Este del miércoles (mañana) va a ser diferente, con toda seguridad. Es una superficie diferente, pero tendré el apoyo del público y eso me ayudará”, reconoció el argentino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus