•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La sombra de la inutilidad cobija silenciosamente a Cheslor Cuthbert, quien por segunda noche consecutiva se fue en blanco ante los lanzadores de los Mellizos de Minnesota, equipo que doblegó 6-5 a los Reales de Kansas City. En tres turnos el nicaragüense no pudo ligar de imparable, desmejorando su promedio ofensivo de .285 a .283.

Con los Reales abajo en el marcador 1-0 y con el abridor Kyle Gibson luciendo dominante, Cuthbert se presentó a la caja de bateo por primera vez en el juego en la segunda entrada. Exhibiendo paciencia y buen criterio de selección, el muchacho logró negociar su boleto a la inicial, llegando a 27 bases por bolas recibidas en la actual temporada.

El nica volvió a enfrentar a Gibson hasta en el cuarto episodio, cuando los Reales se rebelaron y modificaron la pizarra a 2-1. No fue Cuthbert protagonista del ataque de su equipo, pues, contrario a su turno anterior, escogió no permanecer mucho tiempo en el homeplate y se fajó con el primer lanzamiento, una bola rápida de dos costuras que viajaba a poco más de 90 millas por hora (mph), siendo doblegado en roletazo a la tercera base.

En el sexto, inning en el que los Reales ampliaron su ventaja a 4-2 gracias al vigésimo sexto cuadrangular de Kendrys Morales, el oriundo de la Isla del Maíz volvió a ser doblegado en rola dentro del cuadro, pero esta vez por la segunda almohadilla.

El último chance del pinolero llegó en el octavo, cuando la pizarra indicaba que los Mellizos ganaban 5-4. Fue el encargado de darle la bienvenida al relevista Ryan Pressly, pero no pudo descifrarlo. Batalló el turno, pero al final se fajó ante una curva y conectó un elevado por el jardín derecho, consumando de esa manera su actuación en el juego, sin poder conectar de imparable, como sucedió la noche anterior.

  • 115 imparables conecta Cuthbert en la presente temporada.

    

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus