•   Enviado especial desde Los Ángeles  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El semblante de Juan Carlos Ramírez denota tranquilidad, armonía emocional, enfoque mental, lo cual se resume en confianza absoluta. Atrás quedaron los momentos de constante inestabilidad con los Rojos de Cincinnati, que casi desemboca en que quedase fuera este año de las Grandes Ligas. En cuestión de segundos, los Rojos lo pusieron en Waiver,  la noticia llegó a Los Angelinos de los Ángeles, que no dudaron en rescatarlo, sacándolo del pozo de las lamentaciones y evitando una frustración mayor.

“Me siento bien, he hablado con los dirigentes del equipo y me han dicho que están satisfechos con mi trabajo, que siga trabajando duro, me darán la oportunidad el año que viene”, comentó Juan Carlos, en el dogout de Los Angelinos, mientras un pequeño batallón de periodistas nicas lo entrevistamos y él accedió amablemente con esa sonrisa y humildad grandiosa que lo identifica.

Ramírez, dueño de una recta humeante que puede llegar a traspasar las 100 millas por horas, tiene como meta cerrar de la mejor manera este año. Sus números aún no son de un relevista súper estrella, pero su mejoría ha sido evidente. Cuenta J.C. que le gustaría terminar su carrera con Los Angelinos, sueña con jugar más de 15 años en Grandes Ligas y le encantaría ser cerrador, espera que un día le ofrezcan esa oportunidad.

Hemos visto que has mejorado con los Ángeles

Lo que pasa es que he estado más tiempo en este equipo, cuando estás en el sube y baja (hacia Ligas Menores) es un poco difícil. En la temporada he tenido mis buenos y malos momentos. 

¿Cuál ha sido la diferencia entre los Reds y los Ángeles?

La confianza que me han dado, en qué momento puedo lanzar y cuál no, eso me permite tener un plan al momento de tener acción. 

¿Te señalaron que tenías que hacer algunos cambios?

Eliminamos dos pitcheos, el sinker y el split. Me quedé con mi slider y recta, últimamente se me ha estado cortando la recta, ellos quieren que consolide esos pitcheos. Eso he hecho y me ha dado resultado.

¿Hay mucho futuro con este equipo?

Creo que sí, me siento bien, el mánager es un tremendo tipo, me siento confiado.

Más: JC luce ante Yanquis

¿Qué te falta mejorar?

Mi control necesita mejorar, a veces me vengo con muchas bolas, y mi slider, necesito ser más consistente. La meta es terminar fuerte y consolidarme este año, para ponerme bien y terminar mi carrera con los Angelinos.

¿Cuál es tu valoración de la actuación de Cheslor Cuthbert y Erasmo Ramírez?

Son mis amigos, estoy feliz por Cheslor, creo que será un jugador estrella en cualquier equipo. Soy un admirador de Erasmo, yo tengo problemas de control y como Erasmo es un pitcher controlado, siempre estoy pidiéndole consejos.

  • 4.92 la efectividad del pistolero capitalino, quien permite 37 carreras en 67.2 innings. Juan Carlos Ramírez esperar cerrar fuerte este año-

¿Quiénes son tus amigos más cercanos en el equipo?

No es la primera vez que estoy en un equipo nuevo, estoy acostumbrado. Soy un tipo amigable, los latinos me recibieron muy bien. Con todos hablo, me dan consejos jugadores como Albert Pujols, Mike Trout, me han tratado bien.

¿Sentís que tu recta ha ganado más velocidad?

Antes entraba con miedo por el descontrol, ahora me siento bien y confiado, puedo tirar con todo. Aquí he lanzado hasta 101 millas por hora. 

¿Hay planes de lanzar en Nicaragua en la Liga Profesional?

No creo, tengo que pedirle permiso a la organización, si lo hay, tengo que valorar las posibilidades que hay. 

También: J.C. y Cuthbert buscan el éxito

¿Qué tanta influencia ha tenido en la mejoría de tu control el coach de pitcheo Charles Nagy?

Fue un caballo de Grandes Ligas, ha simplificado las cosas. No me mete tantas cosas en la cabeza.

¿Qué pasa por tu cabeza cuando ves un hombre en el cajón de bateo como Miguel Cabrera?

Primero pienso que yo también soy un caballo porque estoy lanzando en Grandes Ligas. Segundo trato de eliminar los nombres de mi cabeza, trato de enfrentarlos, haciendo los mejores picheos.

¿Cómo viviste el ponche contra David Ortiz en su año de retiro?

Increíble, sabía que era la última vez que lo iba a enfrentar. Me esmeré, sí pensé desde el primer picheo que lo quería ponchar. Me lo gocé, creo que la gente se lo pasó bien.

¿Qué hace Juan Carlos en un día que no tiene juego?

La verdad que últimamente he descansado. Salgo a comer con mis amigos, me entretengo con videojuegos, ahora que tengo a mi mamá aquí, comparto con ella.

¿Te has visto como cerrador?

Siempre lo he soñado, lo he visto, sé que puedo, me falta el momento y la oportunidad para que vean que pueda hacerlo.

Además: Juan Carlos Ramírez: “Nunca me he dado por vencido”

¿Cuál es el sueño que te falta cumplir?

Jugar 15 años en Grandes Ligas, ese es mi sueño.

Cuando tenés enfrente a Erasmo Ramírez y te toca relevar, ¿qué pensás en ese momento?

Primero que le vaya bien a él, porque es mi amigo y después que yo haga un buen trabajo.

Antes de despedirnos del lanzador nicaragüense, no podíamos dejar de preguntarle sobre el tricampeón mundial pinolero Román “Chocolatito” González, de quien se declara un admirador por su personalidad.

  • 101 millas es la máxima velocidad que ha alcanzado J.C. este año con sus lanzamientos.

¿Qué pensás del “Chocolatito”?

Después de Alexis, es el número uno ahora, me emociona verlo, sigo sus entrenamientos, entrevistas, es un tipo muy disciplinado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus