•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 12 de noviembre de 1982 el tricampeón mundial Alexis “El Flaco Explosivo” Argüello (q.e.p.d.), buscaba su cuarto título mundial, pero fracasó en su primer chance ante el estadounidense Aaron Pryor. Treinta y cuatro años después, su consentido Román “Chocolatito” González estuvo en la misma dirección, anoche ante el mexicano Carlos “Príncipe” Cuadras. Alexis lo intentó en dos ocasiones ante el mismo Pryor, pero fracasó en su segundo chance de convertirse en tetracampeón (cuatro títulos).

Las épocas y rivales de Román y Alexis son distintas, pero el camino que  ambos recorrieron para poder disputar esa cuarta corona son uno mismo que les costó mucho sacrificio, dedicación, disciplina y una serie de rivales con diferentes estilos de pelea y nivel competitivo.

Argüello, sin duda, es un ícono de admiración y sobre todo, un ídolo en el país, pero González con una cuarta corona no se le puede quitar la grandeza sobre el ring y en ser el único boxeador pinolero en lograr esta hazaña sobre el ensogado.

Hoy, la diferencia son casi tres décadas y media, el color del cinturón, el rival y el lugar de la batalla. Alexis disputó el título de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que es de color negro. Mientras que Román tiene su mirada puesta en el del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), de color verde y oro. 

Si hay algo que “El Flaco Explosivo” y “Chocolatito” tienen como común denominador común es la admiración y cariño que le tiene el pueblo de Nicaragua. Presentamos el camino de Román y Alexis antes de tener sus oportunidades titulares por un cuarto fajón en categorías distintas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus