•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con los Indios del Bóer, la Costa Caribe, los Dantos, León, Matagalpa y Chontales ya clasificados a los cuartos de final del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, todos los reflectores apuntan a la fuerte lucha por los últimos dos puestos clasificatorios, los cuales son buscados con desesperación abundante por tres equipos: Carazo, Estelí y Rivas. Los tres tienen grandes posibilidades de adueñarse de la clasificación, por lo que evitar la derrota en sus series venideras será clave para dar el salto a la gloria y no sufrir la tortura mortal de la eliminación. Se trata de una carrera en la que es importante arrancar con atrevimiento, permanecer con la determinación intacta y cerrar con toda la bravura necesaria.

Matar para sobrevivir

Estelí (17-23) y Rivas (17-23) serán los protagonistas de la serie más atractiva en el cierre de la segunda vuelta. Los dos llegan a estas instancias con la misión de matar para sobrevivir, de eliminar para clasificar. Los estelianos se presentan con niveles altos de entusiasmo, pues en su lucha anterior le ganaron la serie al competitivo conjunto de León, dando una sorpresa atractiva.

Por su parte, Rivas buscará recuperar el terreno perdido tras caer por barrida ante Carazo (18-22), novena que no la tendrá tan fácil ante los Indígenas de Matagalpa, equipo que aunque recientemente fue barrido por el Bóer, no deja de ser competitivo y siempre peligroso.

Con estelianos, rivenses y caraceños disputándose dos boletos, el cofre de las posibilidades se abre y en su interior hay una serie de resultados probables. Primero, si Rivas y Estelí empatan su serie a dos triunfos por bando y Carazo pierde 3-1 la suya ante Matagalpa, los tres quedarían con idéntico balance de 19-25. ¿Cómo se resolvería tal situación?

De acuerdo con el Sistema de Competencia de la Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS - GPO 2016), “Los equipos involucrados definirán su empate mediante eliminatoria simple (Muerte Súbita). El ordenamiento de los equipos para la eliminatoria simple se definirá de acuerdo con la diferencia de carreras anotadas y permitidas entre sí de los equipos involucrados en el empate”. El conjunto con mejor promedio en anotadas y recibidas chocará contra el que tenga la peor media. El ganador de tal duelo clasifica automáticamente, mientras que el perdedor deberá enfrentar al segundo con mejor promedio en carreras anotadas y permitidas, el perdedor queda eliminado y el vencedor pasa a los cuartos de final.  

Otro situación que podría darse, es que Carazo divida o gane su serie contra Matagalpa, lo que le daría la clasificación; y que Rivas y Estelí empaten a dos victorias cada uno, permaneciendo empatados en la lucha por el último puesto a la siguiente etapa. Dicho asunto se resolvería con un juego extra, el cual debe jugarse en las siguientes 24 horas.

Esas son dos grandes posibilidades, evidentemente no son las únicas, sobre todo en este campeonato y con estos equipos. También es probable que no haya necesidad de un desempate, pues si Carazo gana su serie 3-1, alcanzaría un balance de 21-23; y si Rivas o Estelí se imponen 3-1 sumarían un récord de 20-24, lo cual los clasificaría. Así que prepárense para ser testigos de una serie electrizante.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus