•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cheslor Cuthbert fue reducido a la nada por el picheo de los Atléticos de Oakland, equipo que derrotó 8-0 a los Reales de Kansas City y ante el cual el cañonero nicaragüense no pudo conectar de imparable en cuatro visitas al cajón de bateo, desmejorando su promedio ofensivo a .276, producto de 118 incogibles en 423 turnos al bate.

El primer turno del nica fue tan solo el preámbulo de la que sería una noche para el olvido. Alineando como segundo bate, Cheslor apareció madero en mano luego que el abridor de los Atléticos le diera base por bolas a Whit Merrifield. Con el conteo en su contra, decidió fajarse con una bola rápida de cuatro costuras que se movía a 95 millas por hora (mph), conectando un roletazo por la segunda base que sirvió para completar una doble matanza.

Dos entradas más tarde, con los de Oakland imponiéndose 5-0 y con Merrifield nuevamente en la inicial, Cheslor volvió para retar a Sean Manaea, que se mostraba intransitable, manteniendo en blanco a los Reales, pero fracasó nuevamente y fue doblegado en elevado a la pradera central.

La noche triste de Cuthbert se extendió hasta la sexta entrada, cuando con un out en la pizarra el muchacho de Corn Island fue doblegado en elevado a la inicial tras fajarse  con el primer envío que le hizo el relevista Jhon Axford, que continuó con el dominio que había impuesto el abridor Manaea.

El último turno del pinolero fue simplemente la perfecta consumación de una noche para olvido. Con dos out en la pizarra y con Kansas City cayendo 7-0, el antesalista de los actuales monarcas de Grandes Ligas fue ponchado por vez 90 en la presente temporada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus