•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para alcanzar la gloria, es clave aprovechar las oportunidades. Consciente de ello el conjunto de Rivas derrotó 3-1 a Estelí, dando un golpe de autoridad en el inicio de una serie en la que se está tan cerca de la vida como de la muerte. Tan solo un descuido del picheo norteño y un tanto de bateo oportuno fueron suficientes para que los rivenses se acercaran a la clasificación.

Tras una primera entrada en la que ambos abridores lograron dominar a sus respectivos rivales, manteniendo la pizarra en blanco, la ofensiva de Rivas se desbordó en la segunda entrada ante el tirador Esteban Pérez. El primero en conectarle con furia la pelota fue el siempre incidente Alberto Espinoza, quien con su doblete 23 de la temporada abrió los fuegos. Luego Javier Henríquez conectó un sencillo al jardín central que empujó a la tercera a Espinoza. Tras ellos, Luis Sequeira se unió a la fiesta y con imparable al bosque derecho remolcó la primera anotación rivense. Acto seguido, un pass ball le  permitió a Henríquez marcar desde la ante- sala la segunda, para que luego Sequeira entrara a la registradora con la tercera anotación gracias a  Infield hit de Carlos Vanegas.

Ese desborde ofensivo productor de tres carreras más el picheo efectivo de Juan Bermúdez fueron suficientes para que, en un partido recortado a seis entradas por la lluvia que bañó a Estelí, los sureños se impusieran a los norteños, dando un paso de gran importancia en su afán de clasificar a los cuartos de final. El triunfo dejó a Rivas con balance de 18-23 y la derrota desmejoró el récord de Estelí a 17-24.

Bermúdez (8-3) se alzó con la victoria y Pérez (11-11) con el escalabro. Con los seis episodios lanzados ayer sin permitir carreras, Bermúdez dejó su efectividad en 1.42, empatando en la cima de dicho departamento con Fidencio Flores, el efectivo abridor leonés.

Carazo tropieza

Carazo tan necesitado de la victoria, no pudo contra Matagalpa, que los derrotó 10-4. El juego permaneció 0-0 hasta la parte alta del quinto, cuando Ariel Rayo con un imparable remolcó desde la segunda base a Jhonny Trewin, acabando con la blanqueada que venía construyendo el abridor caraceño Jeysson Aburto.

En el cierre del sexto, Carazo le dio vuelta a la pizarra aprovechando lo vulnerable del picheo de Wilder Rayo y un error de la defensiva matagalpina. Herlo García descifró al abridor norteño y conectó un sencillo, acto seguido un mal tiro a la tercera almohadilla permitió la carrera del empate, anotada por Milton Narváez. Luego, un imparable de Elmer Espinoza trajo al plato a García con la carrera de la ventaja. Este ataque explotó a Rayo que fue relevado por Rigoberto Martínez.

La dulzura de la ventaja le duró poco a los caraceños, pues en  la apertura del séptimo inning, Aburto fue sacudido por el décimo cuadrangular de la temporada de Trewin. Tal cañonazo puso fin a la labor de Jeysson, cuyo lugar en la loma fue ocupado por Nebil Aburto, relevista que tras dar una base por bolas fue sustituido por Roberto Martínez. No hubo más carreras, el empate se extendió hasta la octava entrada, cuando la ofensiva de los Indígenas tronó y cambió la pizarra a 7-2, destacándose un bambinazo de tres carreras de Marvin Treminio. Carazo se aceró en el cierre 7-4, pero luego Matagalpa se alejó 10-4.

Reprogramado

Tras jugarse la parte alta de la primera entrada, en la que León vencía 2-0 a los Dantos, el juego fue suspendido por lluvia, siendo reprogramado para jugarse hoy a partir de las 1:30 p.m. tal y como estaba. Este desafío será a nueve inning y una vez finalizado se realizará otro duelo de siete episodios. Ambos equipos se presentan a esta serie con idéntico balance de 25-15, de tal manera que buscan romper con el empate y posicionarse en el tercer puesto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus