•   Atenas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

¿Será el esloveno Aleksander Ceferin, poco conocido y sin gran experiencia, el hombre adecuado para dirigir la UEFA? Un día después de su elección al frente de la poderosa federación europea son muchas las preguntas, incluida la polémica por la reforma de la Liga de Campeones.

Elegido el miércoles en Atenas, este hombre de 48 años de ojos claros, físico de yerno ideal y reputación de nervios de acero ya tiene sus admiradores, para los que encarna la renovación de una institución marcada por los escándalos.

"La aplastante elección (55 votos contra 42) de este abogado esloveno viene a romper un sistema de corrupción instalado durante años", publicó este jueves el diario El País.

"Ceferin lleva la esperanza de acabar con los viejos demonios de la corrupción que atacan el fútbol", añadió Le Temps, el diario suizo.

El otro candidato a la presidencia, el holandés Michael van Praag, de 68 años, "estaba sentado en el escenario con el comité ejecutivo de la UEFA, del que es vicepresidente, una posición en la que es más cómodo defender un legado que presentarse como un reformador", añadió Le Temps.

La prensa eslovena elogió la elección de uno de los suyos al frente de la UEFA. "El rey del fútbol europeo", escribió el diario Dnevnik, mientras que el periódico Delo estimó que la "Unión Europea debería imitar a la UEFA", argumentando que había permitido alcanzar la cima a alguien por sus méritos personales, "un candidato desconocido que viene de un país poco conocido e insignificante en el mundo del fútbol".

Sus detractores consideran que nada cambiará realmente. "Su retórica recuerda a la de Joseph Blatter", el antiguo presidente de la FIFA caído por la corrupción, señala en Alemania el Tagesschau.de, página web del informativo de la televisión pública ARD, que le describe como "un 'carrerista' frío y calculador".

Desconocido en el planeta fútbol cuando se declaró candidato a principios de junio, la trayectoria meteórica de este padre de tres niños "estuvo salpicada por los rumores y las especulaciones", subraya otro medio alemán, Sport1.

En Holanda, el país de su rival Van Praag, el diario generalista Alegmeen Dagblad señala que "el ministro ruso de Deportes (Vitali Moutko) sin duda ha hecho presión en numerosos países para hacerle ganar".

Final de la Champions en Kiev

Esto no impidió al Comité Ejecutivo de la UEFA atribuir este jueves la final de la Liga de Campeones 2018 a Kiev, la capital de Ucrania, que vive desde hace más de dos años un conflicto que enfrenta al gobierno con los separatistas rusos.

La gran final se disputará el 26 de mayo de 2018 en el Estadio Olímpico, unas semanas antes del inicio del Mundial 2018 en Rusia (14 junio-15 julio).

Otros detractores han presentado al esloveno como el submarino del presidente de la FIFA Gianni Infantino, o como un candidato que habría logrado el apoyo de los países nórdicos tras prometerles organizar grandes torneos.

Ceferin, que ha dicho que no es la "marioneta" de nadie, tomó como primera decisión confirmar en el puesto de secretario general al griego Theodore Theodoridis, interino desde que Infantino abandonara esta posición para iniciar su camino en la FIFA.

Pero el gran reto de Ceferin será enfrentarse a la reforma de la Liga de Campeones. A finales de agosto la UEFA, en un vacío de poder tras la suspensión de Michel Platini, decidió que las cuatro grandes naciones del fútbol europeo, España, Inglaterra, Alemania e Italia, contarían con cuatro plazas garantizadas en la máxima competición continental entre 2018 y 2021, sin tener en cuenta sus resultados.

Entre el resto de países la reacción fue inmediata. La Asociación de Ligas Europeas (EPFL) incluso amenazó con programar partidos al mismo tiempo que la UEFA.

Nada más ser elegido, Ceferin se sentó con las 55 federaciones que forman parte de la UEFA y señaló que vería "lo que se puede hacer".

"Debemos mostrar ahora que somos los que gobernamos, la situación puede resolverse hablando con los clubes", añadió.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus