•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las Grandes Ligas suspendieron al gerente de los Padres de San Diego A. J. Preller por 30 días sin paga luego de una investigación sobre el cambio del lanzador Drew Pomeranz a los Medias Rojas de Boston.

MLB investigó el manejo de la información médica por parte de los Padres de los jugadores que estaban cambiando. Los investigadores de la liga entrevistaron a oficiales de ambos equipos y luego sometieron sus hallazgos al comisionado Rob Manfred. MLB, que anunció la suspensión el jueves, dijo que considera el asunto como cerrado.

Oficiales de los Padres dieron instrucciones a sus preparadores físicos a que mantuvieran dos récords de información médica de sus jugadores --uno para consumo de la industria y el otro para uso interno del equipo--, según varias fuentes a ESPN.

A los preparadores se les dijo en reuniones en los entrenamientos primaverales que la distinción tenía la intención de posicionar mejor al equipo a la hora de hacer cambios, de acuerdo con dos fuentes con conocimiento directo de lo que se indicó.

El 14 de julio, los Medias Rojas cambiaron a uno de sus mejores lanzadores prospectos, Anderson Espinoza, por el estelar zurdo de San Diego Pomeranz. Fuentes dentro de la organización de Boston expresaron que no fue hasta que se completó el cambio que se dieron cuenta de algunas de las medidas preventivas que se habían tomado para Pomeranz.

De acuerdo con fuentes familiarizadas con el proceso de algunos de los cambios hechos por los Padres a mediados de temporada, oficiales de al menos tres equipos que hicieron tratos con San Diego --los Medias Rojas, los Marlins de Miami y los Medias Blancas de Chicago-- se enfurecieron por lo que percibieron como un engaño estratégico: ocultamiento de información médica que pudo haber sido fundamental en las discusiones de cambios. Al menos un equipo adicional se comunicó con la oficina del comisionado para radicar una querella, dijeron fuentes a ESPN.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus