•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los enanos que compiten en los Paralímpicos de Río-2016 están ocupando el gran escenario que dicen merecer.

Las competidoras en natación de 400m esta semana citaron al éxito de Tyrion Lannister, el enano antihéroe de la serie de TV “Game of Thrones”, como un importante logro para revertir siglos de mofas e ignorancia. Y en Río de Janeiro -desde la piscina hasta las pistas de atletismo- llevan la lucha por el respeto a nuevos niveles.

“La gente empieza a darse cuenta que somos mucho más capaces, sabes, que somos más grandes de lo que la mayoría de la gente percibe debido a nuestra altura”, dijo a la AFP la nadadora estadounidense Reilly Boyt, de 20 años.

Boyt, que tiene un arete en la nariz y luce pequeños pendientes con forma de estrella en sus orejas, recuerda una cantidad mucho menor de competidores enanos en los Paralímpicos de Londres-2012 y a “casi ninguno” en los Campeonatos Mundiales de 2013. “Es impresionante”, dijo en los Juegos de Río, “porque compites con personas iguales a ti”.

En los cubos de salida, el diminuto tamaño de las mujeres es sorprendente. Una vez que se zambullen, no obstante, el efecto del agua con las brazadas y patadas hace que parezcan diferentes: mucho más grandes. “Como gigantes”, dice Byot con satisfacción.

“Game of Thrones” 

El Comité Paralímpico Internacional (CPI) no pudo proporcionar cifras sobre la cantidad de enanos que compiten en Río, pero el portavoz Craig Spence dijo que Juego a Juego “vemos un número creciente”.

Los enanos pueden competir en seis deportes paralímpicos: atletismo, ecuestre, levantamiento de pesas, natación, tenis de mesa y tenis en silla de ruedas. Sophia Herzog, de 19 años, otra nadadora estadounidense, dijo que ha sido emocionante competir “con un montón de enanos” en Río, incluyendo a la británica Eleanor Simmonds, que ganó la medalla dorada en los 200m combinados, sumando una nueva presea a su botín de cuatro oros logrados en los Juegos de Pekín y Londres.

“Esperemos que sea inspirador para muchos otros enanos”, dijo Herzog. “Podemos tener educación universitaria. Podemos tener una maestría. Competimos en los Paralímpicos. Obtenemos récords mundiales. Podemos conseguir trabajo, un trabajo normal, ser un director ejecutivo; no somos diferentes”, afirmó.

La gran popularidad de la serie “Game of Thrones” y su personaje Lannister, encarnado por el premiado Peter Dinklage, que rompe con los clichés, ha producido un cambio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus