•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Madrid, líder de La Liga Santander, busca hoy en su visita al Espanyol, igualar un récord de 16 triunfos consecutivos en la competición, sin sus dos grandes referentes, el portugués Cristiano Ronaldo y el galés Gareth Bale, a los que Zinedine Zidane opta por no forzar.

La ilusión de Zizou por igualar un récord de Pep Guardiola, tendrá su última prueba con un examen difícil de encarar para el técnico madridista, que de nuevo pierde a la BBC, con dos de sus integrantes en Madrid y el tercero, Benzema, que mostró en Liga de Campeones que aún anda lejos de su mejor versión.

Una gripe deja fuera de combate a Cristiano Ronaldo cuando regresaba a los terrenos de juego.

Dos partidos desde su reaparición superada su lesión de rodilla y dos goles, ante Osasuna y su querido Sporting de Portugal. Y en esta ocasión tampoco estará el jugador que asume el liderazgo cuando llegan ausencias del portugués. Un golpe en el costado también deja a Bale renqueante, y Zidane opta por no forzar estudiando el calendario.

Prefiere tener al galés al máximo el miércoles ante el Villarreal, que correr riesgos de que en Barcelona reciba un nuevo golpe en la misma zona y su tiempo de baja sea mayor. Así las cosas, las rotaciones del técnico francés vuelven a escena. Si ya estaba sobre la mesa el regreso de Isco Alarcón, superado su percance de tobillo, y de Marco Asensio al lugar donde triunfó la pasada campaña, la participación clave de James Rodríguez en quince minutos de remontada europea, le perfilan lanzado a su primera titularidad de la temporada.

Con Keylor Navas aún sin estar al máximo para su regreso, será Kiko Casilla el titular en un día también especial para él. En el Espanyol dio el salto de calidad y se ganó su regreso a la casa blanca. En defensa se perfilan rotaciones y puede llegar el primer descanso para Sergio Ramos, único que lo juega todo de la zaga. Pepe regresaría al once y Danilo daría descanso a Carvajal.

Alternativas

Las bajas pueden provocar continuidad en el centro del campo, aunque Isco o Asensio tienen opciones de entrar por Kroos, y en punta es donde Zidane maneja más alternativas. Si premia a James antes que a Lucas Vázquez, Morata y Benzema completarían el tridente con el que el Real Madrid busca goles que le den un récord.

Mientras, el Espanyol persigue un triunfo revitalizador. Asume la dificultad de sorprender al Real Madrid en Cornellà-El Prat, aunque su vestuario afronta el partido como una oportunidad para lograr la primera victoria de la temporada y obtener el impulso anímico que llevan buscando desde el inicio. El balance hasta ahora del cuadro catalán es de dos puntos de nueve posibles. Al margen de los resultados, el equipo ha presentado lagunas en varias fases del partido, especialmente en las remontadas que han cedido a sus rivales. Contra el Real Madrid saben que no hay margen de error.

Las estadísticas así lo demuestran. El Espanyol ha sumado un empate y una victoria en las últimas visitas del Real Madrid al estadio blanquiazul. La última vez que los catalanes se llevaron los tres puntos fue en la temporada 2007-08. Las visitas del cuadro blanco suelen acabar de forma negativa para los intereses locales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus