•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Manchester United (6º) de José Mourinho sufrió ayer ante el Watford (8º) su tercera derrota consecutiva (3-1), segunda en la Premier, y se distanció en 6 unidades de sus vecinos del City, que lideran la clasificación.

Los Diablos Rojos, que no ganan desde el 27 de agosto, por un exiguo 1-0 ante el recién ascendido Hull City, caen al sexto puesto y empiezan a perder comba con el resto de rivales por el título, luego de un buen comienzo, con tres victorias consecutivas.

El técnico luso, José Mourinho, no sufría tres derrotas seguidas en sus equipos desde 2006. En aquel entonces dirigía al Chelsea. El Manchester United no perdía en Watford desde hace 30 años.

El Watford, por su parte, vivió su segunda victoria consecutiva luego de imponerse al West Ham la pasada fecha, y ahora los Hornets miran hacia arriba en la clasificación.

Los Diablos Rojos no encontraron forma de superar la defensa de cinco hombres dispuesta por el técnico italiano Walter Mazzarri, uno de los peores enemigos de Mourinho cuando ambos entrenadores trabajaban en Italia.

El United gozó de la posesión ante el conjunto de la periferia londinense, pero sus estrellas en la medular Fellaini-Pogba-Rooney estuvieron faltos de inspiración.

Hubo que esperar al minuto 21 para ver una primera acción de peligro de los visitantes: Marcus Rashford centró a ras de suelo para Ibrahimovic, pero el remate del sueco impactó con la red por su parte exterior.

Zúñiga decisivo

Finalmente el conjunto local se adelantó por medio del francés Etienne Capoue, que remató desde dentro del área luego de una pérdida de balón de su compatriota Anthony Martial (34) por el que los mancunianos pidieron falta.

Ya en la segunda parte el United consiguió empatar por medio de Rashford, al aprovechar un rechace en el área pequeña (62) luego de una combinación con Ibra.

El equipo visitante estuvo a punto de ponerse por delante con un cabezazo del gigante sueco bien salvado por el arquero brasileño Heurelho Gomes (79).

Pero Camilo Zúñiga devolvió la ventaja a los locales con un estético disparo ajustado desde dentro del área a pase del argentino Roberto Pereyra (83). El colombiano se estrenó como goleador en la Premier, a la que llegó este verano cedido por el Nápoles.

Zúñiga, habilidoso, forzaría un penal de Fellaini, que el capitán local Tory Deeney transformó fuerte y por el centro para desterrar los temores, y acabar de sentenciar a un ‘grande’ en crisis.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus