•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una eficiencia arrolladora, Pep Guardiola ha tomado con fuerza las riendas del Manchester City, echando sin contemplaciones a los jugadores que no quiere y transformando al equipo de futbol inglés en una máquina arrolladora.

Joe Hart y Yaya Touré son las estrellas que han pagado la determinación del entrenador catalán de aplicar rápidamente su filosofía y los resultados son incuestionables porque el equipo, que acabó cuarto la temporada pasada, ha ganado sus nueve primeros partidos y lidera la liga.

“Cuando los ves jugar te das cuenta de que ha imprimido su autoridad en el equipo”, dijo el entrenador del Bournemouth, Eddie Howe, después de perder 4-0 ante ellos en el estadio Etihad. “Han empezado la temporada increíblemente bien”, sentenció.

Hart ha sido la víctima de más alto perfil, y el portero de la selección inglesa tuvo que irse cedido al Torino italiano porque el nuevo entrenador no lo veía suficientemente diestro con los pies.

Hart fue uno de los cuatro jugadores en abandonar el club en el día que se cerraba el plazo de traspasos, junto a Eliaquim Mangala, Samir Nasri y Wilfried Bony.

El marfileño Touré sigue en el equipo, pero el gran motor de los títulos de 2012 y 2014 no parece que vaya a jugar pronto.

Guardiola dijo esta semana que espera una disculpa del agente de Touré, Dimitri Seluk, que criticó enérgicamente al catalán cuando no inscribió a su cliente en la Champions League.

Las acciones de Guardiola pueden sorprender a quien lo considere “el bueno” en su guerra con el portugués José Mourinho, pero no tanto a quienes recuerden su llegada al FC Barcelona.

Un Guardiola, que solo había entrenado en tercera división, llegó en 2008 al primer equipo del Barsa con una medida llamativa: echar a Deco, Ronaldinho y Samuel Eto’o.

El camerunés acabó sobreviviendo una temporada más y fue uno de los pilares del equipo que logró los seis títulos.

Gianluca Zambrotta, Zlatan Ibrahimovic, Dante y Xherdan Shaqiri son otros jugadores que pueden dar fe de lo que es caer en desgracia con este entrenador.

“Lo que ha hecho Guardiola requiere cierto carácter”, escribió el exjugador del Liverpool Jamie Carragher en el diario Daily Mail. “Sí, puede llamarse despiadado. Pero, ¿sorprendente?”, se preguntó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus