•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cheslor Cuthbert no se caracteriza por tener nitro en sus spikes, pero ayer les inyectó y salió al robo de segunda base para llegar a salvo y apuntarse su segunda estafa de la temporada, anoche en la derrota 5-2 de los Reales de Kansas City ante los Indios de Cleveland, en la jornada del beisbol de las Grandes Ligas.

El nica estafó su segunda base en la Gran Carpa y la primera desde el pasado 17 de junio, cuando lo hizo frente a los Tigres de Detroit en el triunfo 10-3 de Kansas, aún campeones del Big Show. El oriundo de Corn Island, desde entonces tuvo que esperar 85 partidos para aventurarse a otro robo. Su primera base la estafó en su turno 124 del año y fue hasta el 319 (195 turnos pasaron) que volvió a meterle velocidad a sus piernas para convertirlo en robo.

A cumplir

Con la derrota de anoche, a los aún campeones de las Grandes Ligas ya solo les queda cumplir el calendario regular, pero el pinolero todavía tiene chanche para cerrar con mejores números y enfocarse en volver o al menos acercarse a los .300. Cheslor dejó su promedio en .276 puntos, luego de irse de 1-0, con un batazo para doble play y una base robada. Estuvo de noveno en la alineación y siempre custodiando la tercera base de los Reales.

El pinolero y su novena abren serie hoy contra los Tigres de Detroit, que finalizará hasta el 25 del presente mes, y descansan el día siguiente. El costeño volverá al terreno de juego contra los Mellizos de Minnesota en una serie pactada del 27 al 30 de septiembre. Sus últimos turnos al bate de la temporada los hará ante los Indios de Cleveland el 1 y 2 de octubre.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus