•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A finales de agosto, los Dodgers de Los Ángeles enviaron al receptor A.J. Ellis a los Filis de Filadelfia a cambio del cátcher panameño Carlos Ruiz. El movimiento tomó por sorpresa a muchas personas en el mundo beisbolero, incluyendo al propio Ruiz, quien disputó sus primeras 10 temporadas como ligamayorista con los Filis. Pero ahora, el veterano asegura estar disfrutando plenamente su estancia con los azules.

“Me gusta mucho la ciudad y la organización y cómo me han recibido”, expresó Ruiz acerca de su experiencia con los Dodgers. “Me siento más cómodo, gracias a Dios. Sabemos que estuve muchos años con el equipo de Filadelfia, pero este negocio es así. Mi corazón ahora está aquí. Quedaron muchos bonitos recuerdos allá, pero aquí ahora empieza otra etapa y espero en Dios que todo salga bien y podamos llegar al final y ganar ese título que tanto anhela Los Ángeles”.

En los Dodgers, que llegaron anoche con una ventaja de siete juegos como punteros del Oeste de la Liga Nacional, Ruiz se ha reunido con dos de sus excompañeros en los Filis, el intermedista Chase Utley y el relevista Joe Blanton.

“Cuando llegué, me dio bastante tranquilidad [estar de nuevo con Utley y con Blanton], ya que son compañeros que jugaron conmigo por muchos años”, dijo Ruiz, quien se ha ido de 23-5 en 10 juegos por los Dodgers.

Elogiado 

El manager de Los Ángeles, Dave Roberts, elogia la manera en que Ruiz se ha compenetrado con todos sus compañeros de equipo.

“Creo que Carlos ha hecho una labor increíble a la hora de integrarse a los muchachos del equipo, tanto los veteranos como los jóvenes, lanzadores y jugadores de posición, estadounidenses y latinos”, dijo Roberts. “Es un ganador. Es un jugador sin egoísmo. Aun siendo veterano, está dispuesto a aprender”.

Ruiz, de 37 años de edad, llegó a los Dodgers con mucha experiencia de postemporada. Con los Filis disputó 46 juegos de playoffs y consiguió un anillo de Serie Mundial en el 2008. Para el oriundo de David, el traspaso a los Dodgers fue agridulce; a la vez que se le hizo difícil marcharse de Filadelfia, le entusiasma estar en posición de volver al Clásico de Otoño, oportunidad que no hubiese tenido este año con los Filis.

“La partida [de Filadelfia] fue un poquito triste, pero en la otra cara de la moneda, como dicen, estoy contento de estar aquí en este equipo que tiene la oportunidad de estar en unos playoffs”, dijo Ruiz, quien llegó al sábado bateando .255, con tres jonrones y 12 remolcadas este año entre los Filis y los Dodgers. “Al final de mi carrera, tener otra oportunidad de estar en un postseason me llena de felicidad”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus