•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

León puede ser abatido, pero nunca vencido. Pasan los años y la frase recobra vida cada vez que el conjunto felino se encuentra al borde de la muerte, dando sus últimos suspiros.  Comprarle un ataúd y abrir una fosa para enterrar a León antes de tiempo, es un error gravísimo. La historia, antecedentes y recuerdos memorables acompañan a los metropolitanos, contando las remontadas, batallas grandiosas y saliendo del pozo de las lamentaciones en las agonías de las series.

Este jueves, en el Estadio Chales Solís, de Matagalpa, León venció 4-3 a los Indígenas, empatando la serie de cuartos de final 2-2 del Campeonato de Beisbol “Germán Pomares”, dejando la mesa servida para el quinto y decisivo desafío este jueves en la ciudad metropolitana.

El beisbol suele ser tan incongruente con los números, que si uno los analiza de forma superficial, es difícil entender cómo Matagalpa perdió un partido en el que conectó 12 imparables, 11 de estos contra el abridor Fidencio Flores, y a quien solamente le pudieron producir tres carreras, desaprovechando su fragilidad mostrada en algunos episodios del encuentro.

Por el otro lado, León solamente ligó 5 imparables, pero la diferencia radicó en el oportunismo, y ese tiene nombre, se llama Óscar Cortez, quien se voló la cerca con dos a bordo en el segundo episodio, aumentando la ventaja 4-0. Ese trancazo de Cortez contra Ariel Downs bastó para darles un soplo de vida a los Leones, que resucitaron del sepulcro de Matagalpa ayer, con la posibilidad ahora de enterrar en casa a su enemigo este jueves.

Golpearon primero

Atacó León desde el inicio del partido, llenándole las colchonetas a Downs. Tomó turno Marvin Martínez, y con un imparable trajo la primera carrera metropolitana. Un episodio más tarde, el asedio felino continuó, apareciendo el trancazo inesperado de Cortez. Esa ventaja de 4-0 en el génesis del desafío y con Fidencio Flores en el montículo, daban para creer que la tarde sería tranquila, sin tener que atravesar turbulencias.

Pero la respuesta de Matagalpa al bombardeo de León fue inmediata. En el cierre del segundo episodio, los norteños emboscaron a Fidencio, anotándole tres carreras, producidas por incogibles de Daniel Hernández, Ariel Rayo y Emilio Villegas. En la apertura del tercero, León explotó a Downs, tras un golpe a Sandor Guido. Entró Berman Espinoza y resolvió el episodio sin consecuencias.

Tras el par de episodios de Downs, el duelo fue entre Espinoza y Flores. Así se mantuvo hasta el sexto inning, porque en el séptimo, el brazo de Fidencio ya no pudo más, siendo explotado por un hit de Ariel Rayo abriendo tanda. Flores salió de la loma tras 6 innings, permitiendo 11 hits y tres carreras, adjudicándose el triunfo. Relevó Eduarw Jiménez, manteniendo esa mínima ventaja, apretando el gatillo, apagando maderos y salvando el partido. Perdió Downs. Cortez fue el hombre del partido con su bombazo de tres carreras.

Ahora León, en su estadio, tendrá la oportunidad de enterrar a Matagalpa mañana jueves a partir de las 6:00 p.m.

Costa sentencia

En Corn Island, la Costa Caribe blanqueó 8-0 a Carazo,  avanzando a las semifinales del torneo, siendo el segundo equipo clasificado junto a los Dantos. Los costeños danzaron en la cuerda del triunfo, al ritmo de jonrones conectados por Dwight Britton y César Díaz, quien descargó cuadrangular con dos a bordo, impulsando tres carreras. Ganó Junior Téllez y perdió Freddy Corea. La serie finalizó 3-1 a favor de los costeños.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus