•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El británico Lewis Hamilton espera terminar el domingo en la carrera del Gran Premio de Malasia de Fórmula 1 con la espiral de victorias de su compañero de equipo de Mercedes, Nico Rosberg, con el objetivo de evitar que el alemán se escape definitivamente.

Rosberg, subcampeón mundial, llegó a Kuala Lumpur con 8 puntos de ventaja sobre el tres veces campeón mundial inglés, gracias a tres victorias consecutivas, en Spa (Bélgica), Monza (Italia) y Singapur.

“En este momento, Nico vuela”, admite Hamilton. “Su rendimiento actual es fantástico. Si continúa así no tendré opción: deberé estar a su nivel”, explicó Hamilton a su llegada a Malasia.

Hamilton intenta recordar que no empezó bien este curso y luego pudo recuperarse, después de que Rosberg ganara los primeros cuatro Grandes Premios, lo que le relegó a 43 puntos de su rival en mayo.

“Luego pude remontar esa diferencia para ponerme líder del campeonato. Los ocho puntos que me separan ahora de Nico no son por lo tanto un obstáculo insuperable”, insiste el inglés.

“Nico y yo somos los dos competitivos, con un muy buen coche. A veces él tiene mejores actuaciones que yo y a veces es al revés. Voy a esforzarme al máximo, esperando lo mejor”, añadió.

Red Bull, ¿la alternativa?

De forma paralela al pulso entre los dos Mercedes, Red Bull se consolida como amenaza poco a poco, añadiéndose a Ferrari, aunque la de la Scuderia ha sido menos evidente en los últimos meses. En caso de ‘doblete’ de Mercedes el domingo, la escudería alemana se asegurará ganar su tercer título mundial de constructores.

Rosberg intenta mantener un perfil bajo, a la espera de los acontecimientos: “Red Bull y Ferrari vienen presionando fuerte por detrás. Nos quedan algunos fines de semana difíciles. Tenemos que acordarnos sobre todo del año pasado, en el que este Gran Premio de Malasia no nos fue bien”.

La elección de los neumáticos, ya complicada por el calor y la humedad de Kuala Lumpur, se complicará más por el nuevo revestimiento de la pista. ¿Una oportunidad quizás para Ferrari, que no ha ganado esta temporada?

El alemán Sebastian Vettel, ganador en Malasia el año pasado, confía en ello: “Desde Singapur (donde él fue quinto tras salir último) contamos con nuevas mejoras que me hacen pensar que podemos tener un buen final de temporada”.

El joven Max Verstappen (Red Bull), será también un serio candidato a la victoria, en una pista que le trae excelentes recuerdos: en 2015, cuando tenía 17 años (y por lo tanto no contaba con edad legal para tener permiso de conducir), se convirtió en el piloto más joven de Fórmula 1 en conseguir puntos (7º).

Por su parte, un veterano como el inglés Jenson Button (McLaren-Honda) participará el domingo en su 300º Gran Premio. Todavía por detrás del brasileño Rubens Barrichello (323), ya retirado, y que el alemán Michael Schumacher (307), sin recuperarse tras un grave accidente de esquí.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus