•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rivas acarició la hazaña de eliminar al Bóer, pero esa ofensiva temible de los Indios les arrebató bruscamente la ilusión construida a base de bravura. Hasta el quinto episodio, ganando 1-0, los rivenses sentían pasearse en el paraíso, pero de pronto, el tesoro divino del Bóer, ese punch abrumador, cambió la historia, modificó el marcador a 7-1 y sepultó las aspiraciones sureñas.

El inicio del juego fue agitado, con los abridores sufriendo. En la primera entrada, Elvin García recibió par de imparables, pero logró salir ileso. En el cierre, abriendo tanda Javier Robles le conectó doblete a Marlon Altamirano, pero este supo controlar la situación y salió del peligro.El Bóer se une a los Dantos y la Costa Caribe en las semifinales.

Con García todavía tambaleante en la colina, Rivas tomó la delantera en la segunda entrada, como consecuencia de dobletes de Félix Castillo y Luis Sequeira. En ese entonces el corazón de Ronald Tiffer sintió marchitarse y en el Estadio Denis Martínez se escuchó un quejido que provenía del dogout de la Tribu.  

Pese a la ventaja, Altamirano se metió en complicaciones en el cierre, permitiendo que las almohadillas se llenaran, pero con dos outs en la pizarra, Robles falló en batazo inofensivo a la segunda base. La multitud boerista guardó silencio, lamentando la pérdida de tan importante oportunidad.

Sin embargo, en el cierre del tercero, con Altamirano todavía titubeante, el Bóer tuvo otro chance. Kenny Alegría recibió golpe y Edgar Montiel conectó sencillo, la afición volvió a creer, pero duramente les fue arrebatada la ilusión, pues Juan Carlos Urbina bateó para dobleplay y Janior Montes falló en línea a la primera. Todo volvió a quedar en silencio, Rivas seguía ganando.

Se acabó el suspenso

No hubo episodio en el que Altamirano no atravesara el valle de las angustias, constantemente se le vio sufriendo. El quinto no fue la excepción. El primer hombre que enfrentó, Robles, le conectó imparable y avanzó hasta la segunda por toque de sacrificio de Alegría. En ese contexto apareció en escena Montiel, tan oportuno como incidente, y disfrazado de “Bambino” conectó con tanta fuerza un lanzamiento de Altamirano que la bola viajó hasta el otro lado de la barda del jardín central. En Rivas las luces se apagaron, mientras en Managua el júbilo de la afición estremeció los cimientos del Denis Martínez. El Bóer se adelantaba 2-1 y jamás volvió a perder la ventaja.  

Sin terminar la entrada y dejando las bases llenas, Altamirano salió y en su lugar entró Osman Manzanares, quien con un lanzamiento descontrolado propició la tercera anotación capitalina. El relevista no tenía nada que ofrecer y al instante fue cambiado por Jonathan Sequeira, que logró terminar la entrada, pero en el sexto se derrumbó y doblete de Urbina con dos abordo modificó la pizarra a 5-1 y lo explotó. Entró Pedro Torres, quien no escapó al castigo y recibió doblete de Wiston Dávila, que produjo la sexta carrera, y sencillo de Jordan Pavón, que remolcó la séptima. 

Tras seis episodios Tiffer volvió a vivir y Manny Collado sintió estar recibiendo un tour por el infierno.

Desde entonces el marcador no volvió a sufrir cambios. Ganó Elvin García y perdió Marlon Altamirano.

Juego de vida o muerte

La moneda de la suerte sigue en el aire, pero hoy en el Estadio Héroes y Mártires de Septiembre, de la ciudad Metropolitana,  caerá señalando al ganador de la serie de cuartos de final entre los Indígenas de Matagalpa y el conjunto de León. Como al inicio de la batalla no existe un claro favorito, pero sí la certeza de que será un gran duelo, con Armando Montenegro por los norteños y Wilber Bucardo por los leoneses, fajándose desde la loma de los infartos, buscando convertirse en los artífices de una victoria que les permita clasificar a las semifinales del Germán Pomares Ordóñez.

¿Cuál será la clave? Descifrar lo más pronto posible al abridor y adueñarse del dominio del encuentro desde temprano, confiando en que el picheo no afloje y sostenga la ventaja conseguida en los primeros episodios. Se espera un duelo de marcador ajustado y cuyo suspenso se extienda hasta el final.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus