•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Barcelona cerrará hoy un ciclo de siete partidos en 23 días en Balaídos, donde intentará sumar una victoria ante el Celta, una de las bestias negras de Luis Enrique Martínez como entrenador azulgrana. El gallego es, junto a la Real Sociedad y el Real Madrid, el equipo que más puntos (6) ha sumado desde que el preparador asturiano asumiera las riendas del primer equipo azulgrana en la temporada 2014-15.

Con el argentino Eduardo Berizzo, el sucesor del asturiano en el banquillo de Balaídos, el Celta ha conseguido derrotar al Barcelona en dos ocasiones, todas ellas en la primera vuelta. La más reciente el curso pasado, cuando los vigueses superaron con facilidad a los azulgrana (4-1) dejando en evidencia las carencias defensivas de un equipo al que todavía le faltaba ritmo de competición.

Llega la escuadra azulgrana a Vigo con el objetivo de terminar con buen pie un ciclo de siete partidos en tres semanas que le permita seguir la estela del Real Madrid, líder de la Liga con un punto de ventaja respecto a los catalanes. El balance en los últimos seis partidos es de dos victorias, un empate y una derrota en la competición doméstica, mientras que en la Liga de Campeones el equipo ha conseguido un pleno de seis puntos, los tres últimos en un exigente encuentro ante el Borussia de Mönchengladbach (1-2).

De esta manera, los de Luis Enrique intentarán mantener la buena línea mostrada lejos de su estadio, donde suma todos los encuentros por victorias (5). Con vistas a mañana cuenta el técnico azulgrana con todos los jugadores disponibles a excepción del francés Samuel Umtiti y del argentino Lio Messi, quienes siguen recuperándose de sus respectivas lesiones.

Teniendo en cuenta que en Mönchengladbach jugaron diez de los once jugadores que conforman el denominado once de gala, no se descarta que el asturiano apueste por las rotaciones. La principal duda reside en la punta de ataque, con Arda Turan, Paco Alcácer y Rafinha Alcántara peleando por entrar en el once para cubrir la baja de Messi.

También en la zaga y en la medular pueden entrar otros jugadores como Digne, Mathieu o André Gomes, que no jugaron ni un minuto ante el equipo alemán. El Celta de Vigo, por su parte, retoma la Liga impulsado por sus últimos tres triunfos consecutivos -dos en el campeonato nacional y otro en la Liga Europa-, midiendo su reacción ante la firmeza del Barcelona, al que la pasada temporada derrotó con una exhibición futbolística en Balaídos.

Músculo del Celta 

Consciente de la velocidad y calidad de los atacantes del Barça, Eduardo “Toto” Berizzo apostará por un centro del campo de músculo para evitar que las pérdidas de balón castiguen a su equipo: el serbio Radoja y el danés Daniel Wass acompañarán al chileno Tucu Hernández, uno de los pocos que repetirá titularidad tres días después de enfrentarse al Panathinaikos.

Y es que las rotaciones, salvo en la portería, afectarán a todas las líneas. El central Sergi Gómez, formado en la Masía, y el argentino Facundo Roncaglia entrarán en la defensa, de la que se caerán Fontás y Jonny, por lo que Hugo Mallo continuará en el lateral derecho y Cabral en el centro del eje.

Las bandas serán para el belga Theo Bongonda y el danés Pione Sisto, con Iago Aspas actuando como nueve, ya que parece poco probable que Berizzo mantenga en el equipo al italiano Rossi o el sueco John Guidetti, a los que podría dar minutos en el segundo tiempo

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus