Harold Briceño Tórrez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El paso arrollador de la Selección Sub-18 de Nicaragua no ha podido ser frenado en el torneo Panamericano de dicha categoría que se juega en México. Ayer, los muchachos derrotaron 3-1 a la selección local, manteniendo de esa manera su condición de invicto en el campeonato, en el que ya suman un total de tres victorias.

El arranque del juego fue complicado para los nicas, pues los aztecas se adelantaron 1-0 en tan solo el primer episodio. Ese marcador se extendió hasta la cuarta entrada, cuando Winston Cerrato con doblete remolcó a Luis Montealto, quien antes había conectado imparable. El 1-1 en la pizarra se mantuvo hasta en el octavo episodio, momento en el que la tropa pinolera, aprovechando un error de la defensiva contraria, produjo las dos carreras de la ventaja. El 3-1 fue definitivo, pese al intento de rebelión de los mexicanos. El juego lo ganó Andrew Budier y lo salvó Carlos Rayo.

Exhibiendo un impresionante récord de 3-0, el combinado nicaragüense se enfrentará hoy al de Estados Unidos, que acumula igual balance, lo que perfila este duelo como un verdadero choque de titanes. El juego iniciará a las 2 p.m.

El sueño máximo de la tropa pinolera es alcanzar una medalla, pero el principal objetivo es quedar entre los cuatro mejores del torneo, logro que significaría clasificar al Mundial del próximo año en Canadá.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus