•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Conscientes que viajar a la Costa Caribe cargando sobre sus hombros el tenebroso peso de dos derrotas consecutivas era una idea suicida, los Dantos llegaron al Estadio Nacional Denis Martínez con la mentalidad de ganarle el segundo juego a la novena caribeña y así fue, pues se impusieron con pizarra de 9-4, resultado que les permitió empatar ayer la serie semifinal a un triunfo por bando.

El primer episodio del encuentro fue el preámbulo de un partido de picheo dominante. Tanto Gustavo Martínez como Junior Téllez mostraron sus credenciales de lanzadores estelares, dominando a los tres primeros bateadores que enfrentaron. Fue en el segundo episodio que Martínez recibió el primer imparable del juego, salido del madero de Dwight Britton, mientras Téllez retiraba sin complicaciones a los tres rivales de la misma entrada.

Intercambio de golpes

Sin embargo, en el tercer episodio, la ofensiva oportuna de la Costa Caribe frenó el dominio del abridor de los Dantos. Un imparable de César Díaz remolcó desde la segunda almohadilla a Dion Ramos, quien había recibido base por bolas. Acto seguido, Mark Joseph conectó cuadrangular por el jardín derecho, poniendo la pizarra 3-0. Tal resultado provocó pánico en el campamento capitalino, principalmente porque en el cierre Téllez continuó con el concierto de su dominio.

Pero cuando se tiene una artillería peligrosa como la de los Dantos, puede confiarse siempre en lograr la fabricación de peligro y golpear contundentemente al picheo rival. Fue precisamente lo que sucedió en el cierre del cuarto inning, cuando tras otorgarle base por bolas a Ofilio Castro y recibir sencillo de Henry Burton al jardín central, el abridor costeño fue estremecido por doblete remolcador de dos carreras de Rafael Estrada, que modificó el marcador a 3-2.

El juego permaneció en ese contexto hasta el cierre de la séptima entrada, cuando Téllez fue nuevamente atacado. Sencillo al jardín central de William Rayo, toque de sacrificio de Carlos Pérez e imparable de Ronald Rivera produjeron la carrera del empate y la salida del abridor caribeño. Con el duelo 3-3 Wilfredo Pinner se hizo cargo del montículo y empeoró la situación, pues permitió sencillos del emergente Juan Oviedo y cañonazo de Ofilio Castro que pusieron la pizarra 4-3, seguidamente Ronald Garth le conectó doblete que empujó par de carreras y lo explotó. En su lugar entró Elby Cooper, relevista que no escapó a la furia de la “maquinaria roja” y fue estremecido por cañonazo de dos bases de Henry Burton que produjo la séptima anotación.

En la apertura del octavo, la Costa Caribe intentó meterse en la pelea, pero solamente pudo anotar una carrera, empujada por elevado de sacrificio de Juan Blandón, sin embargo, en el cierre los Dantos sumaron dos anotaciones. Ese marcador de 9-4 fue definitivo. Ganó Jason Laguna (1-0) y perdió Junior Téllez (0-1).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus