•  |
  •  |
  • Edición Impresa

España empató 1-1 con Italia ayer en Turín en partido clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018, cien días después del partido de octavos de final de la Eurocopa de Francia en la que los italianos eliminaron a los españoles.

Víctor Machín “Vitolo” aprovechó una mala salida del portero Gianluigi Buffon para abrir el marcador (54), antes de que Daniele de Rossi hiciera el empate al transformar un penal (82).

Los españoles llevaron el peso de un partido en el que Italia se agazapó atrás dejando el balón a la Roja para buscar el contragolpe y permitiendo que prácticamente todo el juego se desarrollara en su campo.

España tuvo pronto su primera ocasión cuando Andrés Iniesta se revolvió en el área para soltar un tiro que detuvo bien el veterano Buffon (11).

Pero, la mejor ocasión en el primer tiempo la tuvo Gerard Piqué al cabecear a bocajarro un balón centrado por Sergio Ramos, que también paró el portero italiano (23).

Triangulando y dando apenas un toque antes de pasar el balón al compañero, los jugadores españoles buscaron la portería italiana, especialmente por la banda derecha con las llegadas de Vitolo y los centros de Koke, quien junto con Iniesta fue el distribuidor del juego español.

Error de Buffon

España trató de aprovechar por esa banda la falta en Italia del sancionado Giorgio Chiellini, sustituido ayer por el joven Alessio Romagnoli, poco acostumbrado al sistema de tres centrales de la “Nazionale”.

Sergio Busquets metió un balón largo a Vitolo que se fue en carrera, superando la salida de Buffon, que cometió un grave error en el despeje, para acabar alojando el balón en las redes italianas (54).

Con el gol en contra, Italia cambió su imagen con sus dos puntas Ciro Immobile, que había salido por Graziano Pellé, y Éder presionando arriba para impedir, lo que obligó a España a recurrir más al pase largo.

La entrada de Immobile dio más intensidad a Italia, que tuvo sus mejores momentos y ocasiones en los últimos veinte minutos del encuentro.

La Azurra llegaba algo más y en una de esas entradas, Sergio Ramos derribó a Éder en el área en una acción que le fue señalada como penal por el linier al árbitro, encargándose De Rossi de transformar la pena máxima (82).

Tras el empate, España e Italia, los dos principales favoritos para lograr el pase en el grupo G, se quedan en la segunda y tercera posición de la llave por detrás de Albania, nuevo líder tras imponerse ayer 2-0 a Liechtenstein.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus