•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El triunfo de los Dantos  por 6-3 contra la Costa Caribe, anoche en el coloso Glorias Costeñas de Bluefields, no estuvo revestido de dramatismo, pero sí de mucho esfuerzo. El casi muerto equipo capitalino se recuperó de la agonía, consumando una resurrección que se veía complicada por lo visto en los primeros dos partidos. Ahora la serie está empatada 2-2, la Costa sigue siendo favorito, pero con más presión por el hecho de tener que ganar en su casa, sí o sí.

En Bluefields emergieron nombres claves por los Dantos: Juan Oviedo, quien dio ventaja de 1-0 con jonrón; Ronald Garth, hombre que se encargó de ligar un doble impulsador de dos, rompiendo la igualdad en el marcador; el relevo mortífero de Alis Sotelo, apretando el gatillo de su escopeta durante 3 innings casi perfectos, y el bambinazo final de Ofilio Castro, estremeciendo a Óscar Chow en el noveno, sellando el triunfo 6-3.

Esta vez, los Dantos no sufrieron en la parte final del partido por culpa del relevo. El abridor del primer desafío, Jorge Bucardo, volvió a tener una salida de calidad, tirando 5 episodios de dos carreras, sobreviviendo a 5 imparables. Después tomó la pelota Sotelo y llegó hasta el fondo del noveno sin abolladuras, afortunadamente solamente recibió un jonrón solitario de César Díaz cuando la pizarra estaba 6-2. Entró Henry Córdoba y se adjudicó juego salvado. 

Más: Costa acaricia la final​

Golpean primero

Al igual que en el tercer desafío de la serie, los Dantos inauguraron el marcador por jonrón solitario de Juan Oviedo, activado en la alineación titular, abriendo el segundo inning. Pero en el cierre del misma entrada, la Costa empató el partido en un parpadeo: Debrie Bennett ligó hit, se robó segunda y anotó tras un error garrafal de Garth en segunda tratando de resolver un roletazo de Julio Tijerino.

El abrazo a una carrera se mantuvo durante 3 episodios y medio, porque en la apertura del cuarto, el doble remolcador de dos conectado por Ronald Garth contra Shendell Benard, rompió el idilio, poniendo por delante a los Dantos 3-1, aferrados a una buena labor de su abridor Jorge Bucardo y rezando con veladoras para que su relevo pudiera resolver. Y el milagro ¡al fin se le dio a los Dantos! Bucardo se retiró del montículo tras 5 entradas de 7 hits y dos carreras, sobreviviendo a un intento de rebeldía costeña en el cierre del quinto, que solamente terminó en una anotación por hit impulsador de Darrel Campbell.

Tras Bucardo apareció el zurdo Alis Sotelo, y con un relevo casi perfecto logró mantener en dos carreras a la Costa. En el octavo, un elevado de sacrificio con las bases llenas del emergente William Guzmán contra el sólido relevista Wilfredo Pinner, empujó a Ronald Garth. Esa carrera, que aumentó el marcador a 4-2, pesaba una tonelada cuando el partido estaba en agonía. El conjunto capitalino aseguró el triunfo gracias al cuadrangular de Ofilio. El batazo de Díaz no fue determinante en el cierre. Los Dantos están vivos y este sábado se pueden robar el tesoro en territorio enemigo.

2-2 está la serie semifinal entre los Dantos y Costa Caribe.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus