•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Azulejos de Toronto reemplazaron al pitcher Francisco Liriano en su roster de postemporada por al menos una semana, un día después de que el zurdo sufrió una conmoción cerebral leve en la victoria sobre los Texas Rangers por 5-3, en el juego 2 de la serie divisional de la Liga Americana.

Grandes Ligas aprobó la sustitución en el roster ayer y permitió al equipo reemplazar a Liriano con el derecho Danny Barnes. El entrenador del equipo George Poulis dijo que Liriano se siente bien luego de los exámenes que le realizaron ayer, pero no hay una fecha para su retorno. El juego 3 de la serie se disputará hoy en Toronto.

“Vamos a examinarlo cada día y a partir de esa base”, comentó Poulis. El caso de Liriano se tomará día tras día y debe ser avalado por la LMB antes de regresar. Liriano, de 32 años, dejó el montículo por sus propios pies después de que resultó golpeado tras batazo de Carlos Gómez en el octavo inning del juego del viernes.

La bola salió justo detrás de la nuca de Liriano hacia el jardín central y se convirtió en un sencillo productor. Liriano permaneció de pie, caminando alrededor del infield, antes de que sus compañeros de equipo, entrenador y el mánager John Gibbons llegaran a revisar el estado en el que se encontraba. Continuó con las respiraciones en el dogout, donde tomó un poco de agua, antes de ir a la sala del entrenador.

Usando un collarín y acostado en una camilla lo trasladaron a un hospital para ser examinado después del juego. Liriano voló de regreso con el equipo a Toronto la tarde del viernes. La bola que lo golpeó tenía una velocidad de 102 millas por hora.

Liriano y Gómez fueron compañeros de equipo en Minnesota y conservan una buena amistad. Gómez llamó por teléfono a Liriano el viernes por la noche y se sintió aliviado al saber que su amigo no estaba lastimado de gravedad.

“Dormí mejor sabiendo que no tenía ningún problema”, dijo Gómez y agregó que habló con Liriano de cenar ayer. Así que, ¿Gómez está planeando pagar la cuenta después de golpear a su amigo en la cabeza? “Ambos somos ricos, así que no importa”, bromeó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus