•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los Indios del Bóer derrotaron 7-1 a los Indígenas de Matagalpa en el quinto y decisivo juego de la serie semifinal, logrando así la clasificación a la gran final, instancia en la que se enfrentarán a los Dantos, equipo que se clasificó tras eliminar a la Costa Caribe. El primer duelo entre ambos clubes capitalinos se realizará el miércoles a las 6:00 pm en el Estadio Nacional “Denis Martínez”.

No hubo suspenso en el partido decisivo de la semifinal entre norteños y capitalinos, debido que los de casa explotaron al pitcheo matagalpino y construyeron un sólido triunfo ante la afición boerísta. Tan pronto como en el segundo episodio, el abridor matagalpino parecía establecerse tras dominar a los dos primeros bateadores, pero apareció Wiston Dávila conectando imparable, preparando el escenario para la aparición de Jordan Pavón, el líder de cuadrangulares de la etapa regular y que el día anterior había tumbado la cerca en el fatídico octavo episodio en el que los Indios anotaron 11 carreras.

Para Rayo no era buena noticia tener que enfrentarlo, pero no había salida, tenía que dominarlo o ser herido en el intento. El suspenso se quebró con el estremecedor sonido del choque entre el cuero de la pelota y la madera del bate, ante la mirada de la multitud la bola se enrumbó en un viaje sin retorno, mientras Dávila y Pavón recorrían las bases en un desfile triunfal que terminó en el homeplate con las dos primeras carreras del Bóer. Otra vez en días consecutivos, la furia de Pavón le daba ventaja a la Tribu.

En el cierre del sexto, Wilder Rayo entró descontrolado y lo pagó caro. Les dio base por bolas consecutivas a los dos bateadores de menor peligro en la alineación del Bóer, Sandy Moreno y Bismarck Rivera, acción que fue castigada por el doblete de Kenny Alegría, que pese al vuelo del jardinero central Martín Espinoza tratando de evitarlo, se convirtió en el remolcador de las carreras cuatro y cinco de los Indios. Rayo salió explotado, en su lugar entró Wilfredo Amador, quien terminó la entrada.

La ofensiva de Matagalpa no aprovechó al máximo el inning de la suerte, episodio en el que más peligro generó. Imparable dentro del cuadro de Jhonny Trewin y bases por bolas consecutivas a Jean Franco Flores y Marvin Treminio llenaron las colchonetas, pero el bateo norteño solo fue capaz de producir una carrera, por elevado de sacrificio de Daniel Hernández. Tal falta de producción, recibió su justo castigo, pues en el cierre el Bóer amplió la ventaja al definitivo 7-1. Ganó Elvin García, cargó con la derrota Wilder Rayo y se apuntó juego salvado Braulio Silva.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus