•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hubo suspenso en el quinto y decisivo juego entre los Indios del Bóer y los Indígenas de Matagalpa. Lo dramático se ausentó del Estadio Nacional Denis Martínez, donde el equipo de la capital, sin ser exigido, doblegó a los norteños con pizarra de 7-1, ganándoles la batalla por enfrentar a los Dantos en la gran final, la cual iniciará mañana a las 6:00 p.m. en el coloso de Managua.

Pavón decisivo

En el segundo episodio el abridor matagalpino parecía establecerse tras dominar a los dos primeros bateadores, pero apareció Wiston Dávila conectando imparable, preparando el escenario para la aparición de Jordan Pavón, el líder de cuadrangulares de la etapa regular y que la noche anterior había tumbado la cerca en el fatídico octavo episodio en el que los Indios anotaron 11 carreras. Para Rayo no era buena noticia tener que enfrentarlo, pero no había salida, tenía que dominarlo o ser herido en el intento.

El suspenso se quebró con el estremecedor sonido del choque entre el cuero de la pelota y la madera del bate, ante la mirada de la multitud, la bola se enrumbó en un viaje sin retorno, mientras Dávila y Pavón recorrían las bases en un desfile triunfal que terminó en el homeplate con las dos primeras carreras del Bóer. Otra vez en días consecutivos, la furia de Pavón le daba ventaja a la Tribu.

Barrida lamentable

Una entrada que se perfilaba como productiva para los Indígenas, terminó con la lamentable pérdida del artillero Ariel Rayo. Era la parte alta de la quinta entrada, cuando Jean Franco Flores alcanzó la primera almohadilla por error del intermedista capitalino y Rayo recibió base por bolas.

Entonces apareció en escena Fausto Suárez, víctima de una gran atrapada de Sandy Moreno Jr., que propició una doble matanza. En su intento por quedar quieto en la segunda base, Rayo se barrió de forma peligrosa y terminó seriamente lesionado, incluso fue retirado del terreno de juego en una ambulancia, dejando a Matagalpa sin uno de sus bateadores claves y sin su jardinero derecho titular.

Dos estocadas más 

En el cierre del sexto, Wilder Rayo entró descontrolado y lo pagó caro. Les dio base por bolas consecutivas a los dos bateadores de menor peligro en la alineación del Bóer, Sandy Moreno y Bismarck Rivera, acción que fue castigada por el doblete de Kenny Alegría, que pese al vuelo del jardinero central Martín Espinoza tratando de evitarlo, se convirtió en el remolcador de las carreras cuatro y cinco de los Indios. Rayo salió explotado, en su lugar entró Wilfredo Amador, quien terminó la entrada.

Reacción pobre

La ofensiva de Matagalpa no aprovechó al máximo el inning de la suerte, episodio en el que más peligro generó. Imparable dentro del cuadro de Jhonny Trewin y bases por bolas consecutivas a Jean Franco Flores y Marvin Treminio llenaron las colchonetas, pero el bateo norteño solo fue capaz de producir una carrera, por elevado de sacrificio de Daniel Hernández. Tal falta de producción, recibió su justo castigo, pues en el cierre el Bóer amplió la ventaja al definitivo 7-1.

Ganó Elvin García, cargó con la derrota Wilder Rayo y se apuntó juego salvado Braulio Silva.

Pavón, el más valiosoJordan Pavón.

Jordan Pavón, artillero de los Indios del Bóer, fue escogido como el Jugador Más Valioso (JMV) de la temporada regular del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez. El muchacho rompió el récord de más cuadrangulares en una temporada, conectando 25 bambinazos. Además se situó en el segundo lugar de los máximos impulsadores con 99 remolques, en el quinto entre los de más imparables conectados con 133 y en el sexto entre los máximos anotadores con 84.

Por su parte, Juan Bermúdez, lanzador del Frente Sur Rivas, fue declarado el Novato del Año, luego que se situara en el segundo lugar entre los pícheres más efectivos del torneo gracias a una efectividad de 1.42, producto de permitir 28 carreras, 18 de ellas limpias, en 114.1 innings lanzados. Bermúdez ganó 8 juegos, perdió 6 y salvó dos. De 14 salidas completó 6, líder del campeonato. Además, no permitió ni triples ni cuadrangulares.

Entre los galardonados también están Francisco Valdivia, líder en salvamentos con 32; Arnold Rizo, líder en bases por bolas recibidas con 65; César Díaz, más valioso del Juego de Estrellas, en el que conectó tres jonrones en turnos consecutivos; Renato Morales, campeón de bateo con promedio de .417; Juan Carlos Urbina, líder impulsador con 112; Fidencio Flores, el pícher más efectivo con 1.40; Ernesto Glasgon, el más ponchador con 171; Róger Marín, líder en victorias con 17; y Junior Téllez, el mejor en promedio de victorias y derrotas con .889, producto de 16 victorias y solamente dos derrotas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus