•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando muchos creían que José “Quiebra Jícara” Alfaro le había puesto fin a su carrera como púgil, para dedicarse a su nueva faceta como promotor y comentarista en transmisiones boxísticas, el excampeón mundial nicaragüense abanicó la neblina y subió a los encordados en abril pasado para enfrentar al local Pedro Campa, en Sonora, México, cayendo por la vía del nocaut en cuatro asaltos.

Después de ese revés, continuó entrenando y no pierde la motivación de cara a nuevos retos, con la intención de buscar una pelea por título mundial. Ayer, Alfaro (28-10-1- 24KO) confirmó que peleará el próximo 26 de noviembre en Filipinas contra el local Jason Pagara (39-2-0-24 KO), campeón internacional de peso superligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).  

Según cuenta Alfaro, le quedarían “de tres a cuatro años boxeando”, aduciendo que está en plenitud de condiciones para dar de qué hablar. “Sigo entrenando fuerte, como siempre y ahora, a diferencia de un par de años, aprovecho la experiencia que te da el tiempo. Tengo 32 años y me siento en un buen momento. Contra Pagara tengo que trabajar a corta y media distancia, conectando fuerte a la zona hepática y moviéndome mucho, estoy preparado para eso”, dijo el apodado “Quiebra Jícara”.

El campeón filipino acumula 12 triunfos al hilo, uno de los cuales fue contra el nicaragüense Santos Benavides, a quien superó por nocaut en el segundo asalto de un combate pactado a diez. El último revés de Pagara se remonta a septiembre del 2011, cuando cayó por decisión unánime contra el mexicano Rosbel Montoya, vengándose al año siguiente por la vía del cloroformo.

En contraste, Alfaro ha sido inconsistente, perdiendo en seis de sus últimos 13 combates, empató en uno y ganó los otros cinco de forma escalada. De lo que no hay duda, es que figura como un rival apetecible internacionalmente, peleando en siete de esas trece ocasiones fuera de Nicaragua. “Insisto, a quienes enfrento saben que no soy un rival fácil, siempre trato de dar una buena pelea y esta vez no será la excepción”, declaró Alfaro.

Aunque aún no piensa en tirar los guantes, el “Quiebra Jícara” Alfaro desea seguir profesionalizándose para mejorar en sus faenas como comentarista, al tiempo que encamina su carrera como promotor, sus tres grandes prioridades en el ámbito laboral. “La vida nos da tiempo para seguir aprendiendo cada día y quiero mejorar en todos los aspectos”, enfatizó. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus