•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la madriguera india, Ronald Tiffer y sus jugadores deben estar rascando sus cabezas, preocupados por lo pésimo que jugó el Bóer en todos los aspectos, defensivo, ofensivo y mostrando un picheo vulnerable. Todos esos factores fueron capitalizados por los Dantos, que aprovecharon y desnudaron las carencias del rival, produciendo las carreras necesarias para un triunfo cómodo 7-2, sin pasar apuros.

El manager de los Dantos, Luis Ulloa, haciendo alarde de la sinceridad que le caracteriza, reconoció que los errores cometidos por el Bóer les facilitaron la victoria. “Aún falta mucha tela por cortar, hay que ir juego a juego. Tuvimos mucha suerte, aprovechamos al contrario, y gracias a Dios nos salieron bien las cosas. De estos Dantos se espera mucho, este equipo es muy difícil, tiene una ofensiva peligrosa en sus primeros 5-6 bateadores”, comentó el timonel al colega Miguel Mendoza de Radio La Primerísima, afirmando que se volverá a arrodillar en el terreno si logran el campeonato.

Rayo, oportuno

Por su parte, William Rayo, hombre impulsador de dos carreras en el quinto episodio con un imparable, señaló que dio “el batazo a la hora buena, estamos buscando ganar el campeonato. Gracias a Dios hicimos el trabajo y sacamos esta victoria. El Bóer piensa que son favoritos, pero el campeón será el que haga mejor las cosas”.

Otro que no ocultó su entusiasmo tras el triunfo fue el pistolero Jorge Bucardo, quien lanzó 6 entradas, permitiendo solamente dos carreras. “Estuve preparado para este día, trabajar con varias carreras de ventaja te da más tranquilidad. Lo bueno es que los relevistas nos ayudaron, ciertamente esta serie está pareja y no nos podemos confiar, hay que pelear”, explicó el derecho, sintiéndose redimido y cobrando venganza de la derrota que le asestó el Bóer en la segunda vuelta de la temporada regular.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus