•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Manchester United, ayudado sobre todo por un gran Paul Pogba, superó 4-1 al Fenerbahce en Old Trafford y pasó a comandar con el Feyenoord el grupo A de la Europa League, ayer en una tercera jornada que no fue buena para los españoles (Villarreal, Celta, Athletic), ya que ninguno de los tres pudo ganar.

Después de caer en la primera jornada ante el Feyenoord (1-0), el United de José Mourinho pudo apagar el fuego en su segundo partido, con un 1-0 sobre el Zarya Lugansk ucraniano, y ahora confirma su disposición a estar en los dieciseisavos del segundo torneo europeo. Los “Red Devils” suman 6 puntos, los mismos que el Feyenoord. Por detrás queda el Fenerbahce, tercero con 4, y cierra el Zarya con apenas 1.

En esta ocasión, Mourinho pudo dar las gracias a sus jugadores franceses. Pogba logró un doblete, primero con un penalti (minuto 31) y luego con un soberbio disparo con efecto (45+1). Otro internacional bleu, Anthony Martial, marcó en el 34, igualmente de penalti. Jesse Lingard cerró la fiesta con su gol en el 48 y para el Fenerbahce marcó el holandés Robin Van Persie (83), ex del United.

Respira De Boer 

El entrenador portugués José Mourinho puede respirar tranquilo como lo puede hacer, sobre todo, el holandés Frank De Boer, técnico del Inter de Milán, que ganó 1-0 al Southampton.

A la espera del nuevo partido ante el Southampton en la 4ª jornada, el jueves 3 de noviembre, el Inter, que había perdido en las dos primeras jornadas, es último con 3 puntos de un grupo que lidera el Sparta de Praga con 6 unidades. El Southampton es segundo, con 4 unidades, las mismas que el Hapoel Beer Sheva israelí (3º).

El tanto “nerazzurri” llegó en el minuto 67 con un potente disparo con la izquierda de Antonio Candreva. Fue el primer gol con el Inter para el exjugador de la Lazio, llegado a Lombardía en el inicio de esta temporada.

No pudo ganar la Roma, que empató 3-3 en casa con el Austria Viena, pero el equipo de la capital italiana es líder del grupo con 5 puntos, los mismos que su rival en turno. Los romanos dominaban 3-1 a falta de 10 minutos, en un partido en el que brilló Francesco Totti, que a sus 40 años, con 100 partidos europeos, dio dos asistencias magistrales. 

Stephan El Shaarawy firmó un ‘doblete’ para la Roma, pero los goles de Dominik Prokop en el 82 y de Olarenwaju Kayode en el 84 permitieron a los austríacos sumar un punto en el Olímpico.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus