•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Athletic Club de Bilbao cayó derrotado ayer en Bélgica ante el KRC Genk, por 2-0, y se complica enormemente su futuro en el Grupo F de la Liga Europa, en el que sigue colista finalizada la primera vuelta.

El Genk plasmó su victoria con tantos del checo Jacub Brabec, en el minuto 40 aprovechando un rechace de Iago Herrerín a disparo del jamaicano Leon Bailey, y el nigeriano Wilfred Ndidi, en el 83, con un impresionante tiro desde la frontal incontestable para el meta bilbaíno.

A pesar de esos dos goles, Herrerín fue de lo mejor de su equipo junto al trabajo defensivo de Yeray Álvarez, el joven central canterano que completó el cupo de desgracias bilbaínas al lesionarse el tobillo en una jugada en la parte final del choque que dejó al Athletic en inferioridad.

En una noche parecida a la negra de hace unas semanas ante el Sassuolo, en la que el Athletic cayó en Italia por 3-0, Aritz Aduriz gozó de dos buenas ocasiones para adelantar a su equipo aún con el 0-0 en el marcador. Pero al ariete internacional le faltó la clarividencia que acostumbra en las jugadas peligrosas para la meta rival.

Comenzó mejor el Genk, comandado por el sevillano Pozuelo, que enganchó varios pases peligrosos que pusieron en apuros a la defensa bilbaína. Especialmente uno en el minuto 3 a Buffel que cortó Iago, muy rápido y acertado en la lectura del juego.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus