•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La resonante victoria que ayer logró el Bóer en la final del campeonato Germán Pomares Ordóñez y que puso la serie 3-2, deja a los Dantos frente a una de sus más terribles pesadillas: la de 1990, cuando iban ganando 3-0 la serie final y terminaron perdiendo cuatro juegos seguidos para ceder el banderín al León.

En esta final, los Dantos nunca han estado atrás, ganaron los juegos uno, dos y cuatro y han perdido el tres y el cinco.

Aunque nunca han estado 3-0 en la serie, como sí ocurrió con el León en 1990, los capitalinos sí tenían una cómoda ventaja de 3-1 en esta final, pero la derrota de ayer dejó a los Indios del Bóer con la moral en alto y afilando las flechas para arrebatar el título.

El partido de hoy será clave anímicamente, pues si los Dantos vuelven a perder, podrían llegar con los ánimos por la moral por el suelo a un séptimo y decisivo juego. “La maquinaria roja” tiene la misión de quedarse hoy con el botín o quedarían contra la pared del viejo Estadio Nacional Denis Martínez, que va a sus últimos rugidos y ha presenciado una serie no apta para cardíacos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus