•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un campeón novato e histórico, Cleveland Cavaliers, defenderá el título de la NBA en la temporada que comenzará mañana, después de haber sorprendido la pasada campaña a los favoritos, los Warriors de Golden State, que ahora vuelven reforzados con el gran fichaje del alero estrella Kevin Durant.

A pesar de los movimientos y de los refuerzos con los que el resto de los equipos de la NBA se ha armado durante el descanso veraniego, la realidad es que son los Cavaliers en la Conferencia

Este y los Warriors en la del Oeste los que cuentan con las plantillas necesarias para estar de nuevo en la final de la NBA.

Pero antes habrá que disputar una temporada que llega con nuevos actores, cambios importantes y procesos de reconstrucción de franquicias históricas, como Los Ángeles Lakers, tras la retirada del legendario escolta Kobe Bryant.

También el adiós de otro legendario y mítico jugador como el pívot Tim Duncan, que dejó los Spurs de San Antonio, forzó al equipo tejano a buscarle de inmediato un sustituto que ya había querido conseguir hace tres años y que es el internacional español Pau Gasol.

El sentir mayoritario de los expertos, al que se unen los gerentes generales de los 30 equipos de la NBA, es que habrá un tercer duelo consecutivo en la final entre los Warriors y los Cavaliers el próximo junio.

Causa encaminada

Los Cavaliers han concedido a James todo lo que les pidió, es decir, repetir plantilla sin que a Dan Gilbert, dueño del equipo, le importe tener que pagar contratos de 345 millones en los próximos cuatro años a los cinco jugadores titulares.

Su última inversión ha sido darle al escolta J.R.Smith un contrato por cuatro temporadas y 57 millones de dólares, lo que deja a los Cavaliers con una nómina de 122 millones de dólares, 28 por encima del histórico tope salarial que habrá esta campaña de 94 millones, el mayor en la historia de la NBA.

En el Oeste, los Warriors, que mantienen a sus grandes figuras como el base Stephen Curry, el escolta Klay Thompson y el ala-pívot Draymond Green, consiguieron el gran objetivo de fichar al jugador más deseado en el mercado de los agentes libres, Kevin Durant, que dejó los Thunder de Oklahoma City.

Los Warriors con Durant reforzaron aun más su condición de equipo favorito al título, algo que también se expresa en el mundo de las apuestas de Las Vegas, donde superan con marca histórica a los siguientes en la lista, los Cavaliers.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus