•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Manchester United de José Mourinho, derrotado por su vecino el pasado mes en la Premier League, se vengó del Manchester City de Josep Guardiola con un triunfo 1-0 ayer en los octavos de final de la Copa de la Liga, donde el Chelsea quedó fuera al caer 2-1 con el West Ham.

El atacante español Juan Mata anotó en el minuto 54 el único gol en Manchester, rematando en el área cerca del punto de penalti un pase de su compañero sueco Zlatan Ibrahimovic.

De esta forma, ‘Mou’ pudo recuperar la sonrisa con un triunfo que sabe muy dulce, frente a Guardiola, uno de sus grandes enemigos desde la época en la que construyeron una mediática rivalidad cuando entrenaban a Real Madrid y Barcelona, respectivamente.

La victoria supone además una bocanada de aire para el portugués, criticado en las últimas semanas y que venía de caer el domingo por 4-0 en el terreno del Chelsea, en su regreso a Stamford Bridge. El United lleva un mes sin ganar en la Premier League y ha bajado al séptimo puesto.

Para el Manchester City, la situación es menos dramática, ya que es todavía líder de la liga inglesa -empatado a puntos con Arsenal y Liverpool-, pero la tendencia de los últimos partidos es muy preocupante.

El último triunfo de los ‘Citizens’ se remonta a hace más de un mes, cuando vencieron 3-1 en Swansea. Desde entonces perdió un partido (Tottenham 2-0) y empató dos (Everton y Stoke, ambos 1-1) en la Premier League, mientras que en la Champions League igualó 3-3 en Glasgow ante el Celtic y cayó derrotado 4-0 la pasada semana en el Camp Nou frente al Barcelona.

Después de ese revés en tierras catalanas, Guardiola y su estilo de juego ya centraron el debate en la prensa británico, algo que amenaza con repetirse en esta ocasión tras la dolorosa eliminación ante los ‘Red Devils’, que dejan al City camino de unos días muy convulsos.

Frenazo “blue”

El derbi de Manchester eclipsó al resto de enfrentamientos de esta ronda, aunque entre ellos destacó también otro derbi, de Londres, en el que el West Ham sorprendió al Chelsea (2-1), con goles del senegalés Chekhou Kouyaté (11) y el suizo Edimilson Fernandes (48).

Con todo decidido, el Chelsea maquilló su derrota con un tanto de Gary Cahill (90+4) en el último suspiro.

El Chelsea ve frenada así su euforia tras el 4-0 al United el domingo y la racha de tres victorias seguidas en la liga inglesa, donde se colocó cuarto a apenas un punto de la cabeza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus