Alejandro Sánchez S.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se aproxima la fase Cuadrangular del torneo de Apertura del futbol nacional, con los cuatro equipos más consistentes, o bien, tres de los cuales hicieron un trabajo más considerable que el resto: Walter Ferretti, UNAN-Managua y Caciques del Diriangén; mientras el Real Estelí, líder absoluto e inalterable durante toda la etapa regular, se paseó con notable comodidad para alcanzar esta instancia de forma invicta.

La debutante Liga Nicaragüense de Futbol (LNF), denominada así una vez que los clubes de Primera División se desprendieran en gran medida de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), ha mejorado el sistema organizativo, la fluidez de la información referente a cada jornada y datos estadísticos durante el desarrollo de los encuentros, sin embargo, el torneo sigue siendo el mismo en términos de competitividad.

Salvo los propios fanáticos de equipos como el Nandasmo FC, CD Sébaco, Juventus o incluso el Diriangén, quién podría apostar a que uno de esos clubes está capacitado para competir con un ritmo fuerte y sostenido para ubicarse en la zona alta de la tabla de posiciones. Ya no pensar en que puedan fajarse para conseguir el título, mérito que se le reconoce a la UNAN-Managua, campeón del Apertura la campaña pasada y permanece en constante crecimiento por convertirse en una institución de peso.

Después de 18 jornadas, los dos equipos recién ascendidos a la máxima categoría del balompié nacional permanecen en los puestos de descenso, como era de esperarse. Nandasmo en el sótano con 7 puntos, producto de 2 victorias, un empate y 15 reveses, Sébaco en el noveno con 11, facturados con tres triunfos, dos empates y 13 derrotas. Para colmo, los masayas permitieron 78 goles y anotaron 15, los norteños aceptaron 40 y marcaron 13, eso es alarmante, evidentemente, no es rentable para ningún equipo de Primera División presumir esos números.

Ese es nuestro futbol, donde el líder exhibe marcas asombrosas de goles anotados (45) y envidiable registro de permitidos (4). Como nos alegramos cuando un equipo nicaragüense participa en la Liga de Campeones de la Concacaf, pero cuanto sufrimos al estrellarnos con la dura realidad de que es casi imposible competirle a los clubes representativos de Costa Rica, Estados Unidos o México. Celebramos en grande los empates, ¡qué más queda! Es momento de reflexionar y buscar soluciones para mejorar el nivel de nuestro balompié.

Alrededor del mundo existen ligas que presentan problemas económicos, indiscutiblemente el deporte y el negocio están ligados, los futbolistas profesionales no juegan de gratis. Sin embargo, es inaceptable que un club le retrase hasta tres meses de salario a sus jugadores y no me refiero únicamente al Diriangén, cómo exigir buenos resultados sin retribuir el trabajo de los futbolistas, ojo, esto se aplica en todos los ámbitos de la vida. Aplaudo la incansable labor del Real Estelí por preocuparse de esos detalles, lo cual repercute en sus resultados. Asimismo el Ferretti, a pesar de algunos trastabilleos, que no obstante resuelve, y quizá dos o tres clubes más.

Quisiera pensar que la Cuadrangular será reñida, disputada de principio a fin, pero no puedo tapar el sol con un dedo, no imagino al “Tren del Norte” siendo frenado por la UNAN o el Diriangén, y aunque Ferretti se muestra como el rival más fuerte entre sus contendores, me parece que no existe hoy por hoy un equipo que pueda doblegar a ese gran equipo, impecable en cada línea. Espero equivocarme y no me refiero a que deseo que el Real Estelí sucumba, apostaría que será campeón, pero sería factible por el bien del espectáculo una Cuadrangular disputada.

Insisto, es destacable la forma en como ha mejorado la comunicación de la liga, no podría quejarme, el sitio web www.lnf.com.ni contiene todo lo que deseamos saber del torneo. Espero que en los próximos campeonatos, quizá a mediano plazo, puedan mejorar el sistema competitivo, empezando por establecer medidas que garanticen la sostenibilidad financiera de los clubes, que si bien no avala el nivel competitivo de un equipo, es un elemento sustancial para construir una institución que desea ser considerada profesional, los resultados se irán viendo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus