•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tirador de dos no hitters en los últimos dos años, Jake Arrieta, salió de la zona de inseguridad después de un primer inning confuso, y amordazó el bateo de Cleveland sin hit hasta el cierre del sexto inning, para convertirse en el gran soporte de los Cachorros en la victoria por 5-1 que equilibra la Serie Mundial. La explosión de tres carreras en el quinto, agrandando la ventaja de los Cachorros 5-0, le quitó intriga al partido. Los brazos de Mike Montgomery y Aroldis Chapman completaron el trabajo iniciado por Arrieta, derritiendo el bateo de la tribu. De frente al tercer duelo, las especulaciones quedan abiertas frente al futuro inmediato.

Jake Arrieta amarró a la ofensiva de los Indios.

RÁPIDO INICIO Y CRECIMIENTO

Impulsados por la imperiosa necesidad de vencer, los Cachorros salieron apurados, y después de un out atacaron a Trevor Bauer con hit de Kris Bryant y doble productor de Anthony Rizzo. No hubo más al fallar Zobrist y Schwarber, pero el equipo de Chicago estaba adelante 1-0, lo que debía ser estimulante para el abridor derecho Jake Arrieta, antes de hacer su primer lanzamiento.

En el cierre, con dos outs, los Indios obtuvieron dos boletos, y con José Ramírez al bate, las graderías rugieron. Un largo batazo al jardín central desvaneció la amenaza.

Mientras un galvanizado Arrieta manejaba la posibilidad de un no hitter por cinco entradas, borrando el bateo indio del mapa, los Cachorros se distanciaron lo suficiente para navegar en el mar de la tranquilidad con una ventaja de 5 por 0. Boleto a Rizzo con dos outs y cohetes seguidos de Zobrist y Schwarber facilitaron la segunda carrera de los Cachorros en el tercer episodio, y en el quinto, un estallido que permitió agregar tres, dejó a los Indios tambaleándose, atrás 0-5. Con un out, base a Rizzo, triple de Zobrist, hit impulsador de Schwarber, un error en fildeo de Kipnis en segunda base, y boletos a Jorge Soler y Addison Russell, redondearon la más grande ofensiva de los Cachorros.

KIPNIS QUIEBRA NO HITTER

La expectación por el no hitter fue descartada en el sexto con un out, al disparar un doble Jason Kipnis. Después del segundo out en jugada de escogencia que llevó a la antesala a Kipnis, un wild de Arrieta lo trajo hacia el plato. La primera carrera de la tribu y el hit de Napoli obligaron al mánager Maddon a llamar al zurdo Mike Montgomery, quien dominó al incomodo José Ramírez, recortando el intento de rebelión. La primera señal de vida de los Indios movió las cifras 5-1, todavía en zona de tranquilidad para los Cachorros, con nueve outs pendientes.

Entre algunas amenazas que se esfumaban y un desfile de seis relevistas en la colina de Cleveland, el marcador no volvió a moverse. Los Cachorros recibieron ocho bases por bolas y dispararon nueve imparables, por solo cuatro de los Indios que casi no dispusieron de oportunidades y pasaron la mayor parte del tiempo buscando sus bates, ocultos por el pitcheo de tres brazos que utilizó el mánager Maddon. La presencia de Kyle Hendrick en la colina de los Cachorros y jugar como locales son factores incidentes para fijar un favorito en la próxima batalla.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus