•   Chicago, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luego de la rotunda victoria el miércoles 5x1 sobre los Indios de Cleveland para empatar la Serie Mundial 1-1, los Cachorros viajan a su casa de Chicago para tratar de barrer los tres juegos siguientes y coronarse por primera vez en un “Clásico de otoño” desde 1908.

Con excelente trabajo monticular del boricua-estadounidense Jake Arrieta, los Cachorros de Chicago lograron la importante victoria luego de haber cedido el martes en el primer partido por blanqueada de 6x0, con otro soberbio picheo de Corey Kluber.

Arrieta (1-0) trabajó cinco y dos tercios de entradas sin permitir hit hasta que Jason Kipnis le rompió el encanto del “no-itter”.

La serie -al mejor de siete encuentros- se traslada hoy (6:00 p.m.) a Chicago para el tercer juego, con un duelo de picheo entre Josh Timlin (Indios) y Kyle Hendricks (Cachorros).

En 57 ocasiones, cuando la serie se ha empatado 1-1, el ganador del segundo partido se ha coronado 29 veces, por lo que según las estadísticas los Cachorros, ahora que juegan en casa, tienen muchas posibilidades.

“Como jugaron los muchachos ese partido (el segundo) no queda dudas de la calidad de ellos.

Esa es nuestra meta. Eso es nuestro mantra sobre la base de lo que hicimos (en el juego). Si nos fijamos en los playoffs, el equipo que anota en un juego primero tiene una gran ventaja”, aclaró el mánager Joe Maddon después del partido.

Los Cachorros abrieron precisamente el marcador temprano en el mismo primer inning por sencillo de Chris Bryant y doblete del inicialista Anthony Rizzo, ambos contra el abridor y derrotado Trevor Bauer (0-1), el hombre que no pudo terminar un partido en el campeonato liguero de la Americana frente a los Azulejos por un sangrado en un dedo que se había accidentado.

Mañas de Maddon

En los tres partidos en la sede de la Liga Nacional la ofensiva merma pues no se juega con el bateador designado, por lo que se tiene un toletero de calibre menos en la alineación.

Los resultados del tercer juego también son importantes, pues las estadísticas también dicen que el equipo que gana ese encuentro con la serie empatada 1-1 se ha titulado en 37 ocasiones, para un 64% de posibilidades.

Maddon cuenta ahora con un excelente abridor para ese encuentro, pues Hendricks fue el hombre que dejó a los Dodgers de Los Ángeles con el deseo de irse a la Serie Mundial con una joya de picheo en el último partido, al dejarlos en solamente dos imparables con un dominio total sobre sus lanzamientos.

El avezado piloto seguirá aplicando sus mañas con un equipo lleno de jóvenes figuras que han jugado como todo unos consagrados.

Seis jugadores que alinearon el último partido eran menores de 25 años con Kris Bryant (24), Kyle Schwarber (23), el boricua Javier Báez (23), el venezolano Wilson Contreras (24), el cubano Jorge Soler (24) y el torpedero Addison Russell (22).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus