•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La fabulosa historia del exitoso regreso de Kyle Schwarber como bateador designado de los Cachorros de Chicago en los dos primeros juegos de la Serie Mundial tuvo un desenlace abrupto al confirmarse que no tiene el visto bueno de los médicos para jugar en los jardines en Wrigley Field.

“El presidente de operaciones de beisbol de los Cachorros, Theo Epstein, reveló ayer que los médicos del equipo consideran “demasiado arriesgado” que Schwarber juegue en los bosques a partir del Juego 3 de la Serie Mundial.

“Tuvimos una larga conversación con los médicos del equipo, Dr. Stephen Gryzlo y Dr. Daniel Cooper, que operaron a Kyle hace seis meses”, reveló Epstein. “Desafortunadamente, no le dieron el visto bueno para jugar en los jardines y por eso no alineará en los próximos tres partidos.

“Los médicos están altamente convencidos de que habría demasiado riesgo si jugase los jardines, por todas las dinámicas envueltas”, informó el ejecutivo beisbolero. “Hay movimientos como las reacciones inesperadas, los cortes bruscos y otras situaciones en las que pudiera estar envuelto por su instinto. Ese no sería el caso si corre las bases”.

Consciente

A Schwarber le hubiera encantado figurar en la alineación de su equipo para el primer juego de la Serie Mundial a celebrarse en el Wrigley Field desde 1945.

“De ninguna manera estoy decepcionado”, manifestó Schwarber, tras la práctica del equipo este jueves en Wrigley Field. “Obviamente, quiero jugar por mis compañeros y por todo lo que significaría. Pero los hechos son los hechos. Físicamente opinan que no lo puedo hacer”, dijo.

“No ocupé ningún tiempo practicando [la defensa en los jardines] porque no fue parte del plan original”, confesó el poderoso bateador zurdo. Ahora quería darme una oportunidad y consultamos con el doctor. Recibimos su opinión y la respetamos. Él decide lo que considera mejor para mí”.

Debido al éxito como bateador de Schwarber en los dos primeros encuentros de la Serie Mundial, el joven se había hecho algunas ilusiones de patrullar el bosque izquierdo en el Wrigley Field, pero sabía de antemano que esas posibilidades eran remotas en el mejor de los casos.

Ahora Maddon tendrá que recurrir a su Plan ‘B’, que es mantener a Schwarber en la banca hasta que su bate fuera clave en un momento de apremio en el Juego 3 y/o los partidos subsiguientes de la actual Serie Mundial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus