•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El momento dulce de Álvaro Morata y la comparación de su rendimiento, máximo goleador de la temporada del Real Madrid, con el del francés Karim Benzema, convierten en irrefrenable el debate sobre la titularidad como nueve del que siempre ha huido Zinedine Zidane.

"Están muy bien los dos y ya está", dijo Zidane tras ver como de nuevo Morata devoraba cada minuto que le daba en Mendizorroza ante el Alavés, donde puso la sentencia al partido con un buen gol y cambió la dinámica de un choque que se ponía peligroso por la falta de buen fútbol del Real Madrid con todo a su favor.

La pregunta comparativa se repite en las últimas comparecencias del técnico francés que siempre deja rotundas palabras hacia la BBC y un guiño al compromiso de Lucas Vázquez y Morata, dos futbolistas que por rendimiento están ganándose un protagonismo mayor.

Llegó a decir Zidane a principio de temporada, cuando Benzema estaba recuperado de la lesión de cadera que le condicionó la pretemporada, que la BBC "es indiscutible", una frase que se ha vuelto en su contra con el tiempo. El momento de Morata lo provoca.

De Italia y su exitoso paso por el Juventus ha regresado un jugador más maduro, con la cabeza mejor amueblada sobre el césped, que sabe calmar la ansiedad de querer más y aportar lo máximo en cada oportunidad que recibe. Siete goles y tres pases de gol muestran en números el rendimiento de un futbolista que ha participado en todos los partidos del curso, quince, pero que solo fue titular en seis.

Desde el regreso de Benzema solo comenzó en Las Palmas y en Copa del Rey frente la Cultural y Deportiva Leonesa. Y el delantero francés ha tenido plena confianza de Zidane para, primero ir ganando ritmo de competición, y ahora mantener su puesto pese a que no encuentra el mejor de sus niveles. Cuatro goles en once partidos son sus números.

La influencia en el juego de Benzema se ha reducido esta temporada. En Vitoria el Real Madrid jugaba al pie, con poco movimiento ofensivo, hasta la entrada de Morata. Su velocidad puso en jaque a la defensa rival, generó espacios con sus movimientos y acabó marcando tras un pase largo del brasileño Marcelo al que llegó ganando la carrera al último defensa del Alavés, antes de definir con calidad al primer toque, por encima de Pacheco.

Era su séptimo gol de la temporada, el mismo número que el portugués Cristiano Ronaldo gracias a su triplete que fulminó de golpe su sequía goleadora. Morata ha firmado cuatro dianas en los tres últimos partidos del Real Madrid. Se ha convertido en el jugador número 12 de Zidane, pero se gana a pulso estar en el once inicial.

Todo indica a que lo estará en Varsovia, en el encuentro a puerta cerrada de Liga de Campeones que el Real Madrid disputará ante el Legia el miércoles. Será una buena oportunidad para que Morata siga ensanchando su buena racha y alimentando un debate que Zidane ya no puede frenar. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus