•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hubo litigio en el Estadio Yamil Ríos Ugarte, donde los aficionados sureños se deleitaron viendo el festival de batazos que los Gigantes de Rivas brindaron contra los Tigres de Chinandega. Rivas aplastó, venció y humilló a los occidentales con score de 15-1, asestándole su tercera derrota consecutiva  a los felinos en igual cantidad de partidos, siendo merecedores del sótano de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

Dirán algunos que es muy pronto para empezar a hacer valoraciones sobre los equipos, con solamente el primer fin de semana en disputa. Pero ciertamente preocupa mucho lo proyectado por estos Tigres, llamados a ser uno de los contendientes en el torneo. Chinandega ha mostrado una anemia profunda en su bateo y crisis nerviosa en el picheo. Son apenas tres juegos y Lenin Picota, mánager panameño, empieza rascarse la cabeza de preocupación.

Este domingo prácticamente perdieron el partido en dos suspiros.  En solo el primer episodio, Rivas fabricó un racimo de 6 carreras, golpeando a Abraham Elvira (lo relevó Jason Laguna), explotado en esa entrada, producto de su fragilidad. Dobles de Anderson Feliz y Wuilliam Vásquez empujaron dos carreras, Luis Allen se sumó a la causa con un hit impulsador y también aportaron Justo Rivas y Dwight Britton con elevados de sacrificio productores de dos anotaciones más.

La fiesta sureña continuó en el segundo inning con dos carreras más. Feliz anotó por un pasbol y Allen ligó su segundo hit remolcador del juego para poner la pizarra 8-0. ¡Misercordia, porfavor, paren esta masacre! Seguramente eso resonaba en las mentes de los miembros del cuerpo técnico, manejado por Picota.

Rally matador

El castigo ya era demasiado, pero estos Gigantes no andan con contemplaciones y finiquitaron la humillación con un rally de cinco carreras en el quinto episodio. Tres imparables consecutivos de Allen, Campbell y Justo Rivas, congestionaron las colchonetas, explotando a Laguna. Relevó Andy Otero y los sureños continuaron con su despiadado ataque. Britton trajo una con elevado de sacrificio, el encendido Vásquez con hit empujó dos, mientras que Marc Joseph y Feliz ligaron imparables remolcadores. Con el 13-0 en el marcador todo estaba escrito.

Los Tigres marcaron la del honor en la apertura del séptimo. Pero en el cierre, Vásquez terminó una noche mágica en lo individual conectando su primer jonrón del año contra Wilber Bucardo y un episodio más tarde, los sureños anotaron por última vez en el juego. Rivas triunfó 15-1 y se colocó en la cúspide junto a Granada y el Bóer, los tres equipos tienen balance de 2-1, en un primer fin de semana cargado de imparables. Ganó Jonathan Aristil con labor de 5.2 innings, permitiendo 5 hits y propinando dos ponches.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus