•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Arnulfo Obando, entrenador del tetracampeón mundial de boxeo Román “Chocolatito” González, sufrió un derrame cerebral la madrugada de este lunes y sería intervenido quirúrgicamente por médicos del hospital Vivian Pellas, según admitió la esposa del laureado preparador, Griselda Centeno y confirmaron fuentes cercanas a su familia. Al cierre de esta edición, el adiestrador era sometido a una resonancia magnética, antes de proceder con la operación.

Obando, quien se encontraba de visita en casa de unos familiares de su esposa en la comunidad de Terrabona, Matagalpa, se habría desvanecido mientras se disponía a darse un baño, en seguida fue llevado a una clínica privada de ese departamento, donde, tras practicarle una tomografía, diagnosticaron que se le habían reventado algunos vasos sanguíneos e inmediatamente fue trasladado hacia el hospital Vivian Pellas en la capital.

Leer más: Obando quiere a Román más veloz

Según cuenta Griselda Centeno, Obando se mostró quejoso a primeras horas de la madrugada, con debilidad en las extremidades superiores y dolor de cabeza. “Se levantó (Arnulfo) tipo 5:00 a.m. y me dijo que se sentía mal, luego se fue al baño y fue cuando se desmayó. Corrimos a levantarlo y lo llevamos a Ciudad Darío (al hospital). Luego fuimos a una clínica, ahí detectaron la gravedad del asunto y lo enviaron de emergencia al Vivian Pellas”, dijo.

La esposa del entrenador ambientó que Obando volvió en sí, sin referir en qué momento, y comenzó a hablar sobre una serie de peleas, en evidente estado de delirio. “Yo le hablé, le dije: amor cómo te sentís y me identificó, pero se puso a hablar muchas cosas sobre peleas, estaba delirando. Me preguntó por algunos boxeadores y le dije que no hablara, que reposara y me dijo que estaba bien”, cuenta Centeno.

Otra versión

Irving Obando, hijo del entrenador del “Chocolatito”, comentó en entrevista con El Nuevo Diario, que el estado de salud de su padre es delicado, “pero no como lo están describiendo”. “La reacción de él (Arnulfo) es bastante buena, mueve la mano y los pies, tiene los ojos cerrados pero es para descansar. Como no lo había visto en dos días, él estaba incrédulo de verme, se asustó porque no sabía que lo habían trasladado aquí (al Vivian Pellas), se sorprendió, pero le dije que se calmara y me dijo que estaba bien”, cuenta el retoño de Arnulfo.

“Mientras yo no estuve con él me decían varias cosas, cuando lo vi no parece que sea tan mal como lo describen”, aseveró Obando Jr., quien agradeció el apoyo moral que ha recibido su papá y la disposición de muchas personas que se ofrecieron a colaborar en lo que sea necesario por la causa.  

Arnulfo Obando asumió el rol de entrenador de Román González en el 2010, cuando el “Chocolatito” se preparaba para defender su cetro paja de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el mexicano Iván Meneses. Ese mismo año estuvo en la esquina de Román cuando consiguió el título interino minimosca de la AMB ante Francisco Rosas, y en marzo del 2011 celebró coronación de su pupilo como monarca absoluto minimosca de ese organismo.

En total, Obando ha estado en 22 peleas acompañando al “Chocolatito” desde la esquina y ha sido parte sustancial en la obtención de los últimos tres títulos mundiales de Román.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus