•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La diferencia son 10 años, 10 años de juventud, 10 años de experiencia, 10 años de guerras, 10 años de triunfos, 10 años de hambre, 10 años de sueños, 10 años al final de las cuentas entre Jessie Vargas y Manny Pacquiao.

La respuesta la tendremos hasta el próximo 5 de noviembre, cuando Vargas y Pacquiao suban al ring del Thomas & Mack Center de Las Vegas para disputar el campeonato welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en poder del primero. Pero vayan antes unos datos que dejan ver la importancia de hacerlo notar.

La diferencia de edad entre Manny Pacquiao y Jessie Vargas es de 10 años, cuatro meses y 21 días. Para cuando el ídolo filipino debutó, un 22 de enero de 1995, a la edad de 16 años, un mes y cinco días, Jessie apenas tenía seis años, un mes y cinco días de vida. Quizá por ello recuerde Vargas que desde muy niño supo de un tal “Pacman” Pacquiao.

Para cuando Jessie se convirtió en peleador profesional, el 5 de septiembre de 2008, Manny Pacquiao estaba por convertirse en una de las más grandes estrellas del deporte de los puños, pues en ese mismo año, pero en diciembre, enfrentó y derrotó al astro californiano Óscar de la Hoya.

En ese entonces, Manny ya había conquistado los títulos mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el supergallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el superpluma del Consejo Mundial de Boxeo y el ligero del Consejo Mundial de Boxeo. Ya había sostenido para entonces 52 peleas profesionales y 11 peleas de campeonato del mundo, con saldo de ocho triunfos, dos empates y una caída.

HISTORIAL ASOMBROSO

Algunos de los nombres que ya tenía Pacquiao enfrentados para esa fecha, la del debut de Jesse, figuraban Érik Morales, Juan Manuel Márquez y Marco Antonio Barrera, por mencionar a los más notables, pero además ya había estelarizado seis pagos por evento e impuso marca de ventas para la división superpluma con más de 350 mil casas.

Vargas disputó por primera ocasión un campeonato mundial el 12 de abril de 2014, el superligero AMB, precisamente en el respaldo de Manny Pacquiao y Timothy Bradley. Ya Manny había sido campeón mundial en seis divisiones y campeón en ocho diferentes categorías.

A partir de esa fecha, Jessie combatió en cuatro ocasiones, de las que perdió una, ante Tim Bradley, mientras que Pacquiao combatió en tres y perdió una, contra Floyd Mayweather.

Así que la diferencia de edades no solo representa el ser 10 años más joven o más veterano, sino el hecho de haber transitado ya por muchas peleas, muchas guerras, muchos momentos que pueden beneficiar o perjudicar a uno o a otro de alguna manera, aunque al final solo lo sabremos hasta el día del esperado combate.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus